International Luxemburgist Forum - Foro Luxemburguista Internacional - Forum Luxemburgiste Intl

Forum for those in general agreement with the ideas of Rosa Luxemburg.
Foro para aquellos que tienen un acuerdo general con las ideas de Rosa Luxemburgo.
Forum pour ceux qui ont un accord général avec les idées de Rosa Luxembourg.

Translations

Similar topics

    Log in

    I forgot my password

    Navigation

    Latest topics

    » Critique Sociale
    Mon Sep 05, 2016 11:54 am by Atreides

    » QUÉ HACER ANTE UN CUERPO SOCIAL EN DESCOMPOSICIÓN
    Thu Sep 01, 2016 11:35 am by francisc

    » EL BREXIT EL AUTO GOLPE Y EL YIHADISMO
    Mon Aug 01, 2016 11:25 am by francisc

    » ¿PUCHERAZO?
    Tue Jun 28, 2016 9:45 am by francisc

    » 18 de Junio: MANIFESTACIÓN EN DEFENSA DE LO PÚBLICO
    Mon Jun 06, 2016 11:42 am by luxemburguista

    » Contre la "loi travail", passons à la vitesse supérieure !
    Wed Mar 30, 2016 6:03 am by Atreides

    » Reunion Publique du CCI
    Tue Jan 05, 2016 3:00 pm by rubion

    » EL CONTEXTO PRESENTE Y FUTURO DE CATALUNYA DEBE DE BASARSE EN LOS CIUDADANOS Y NO EN PACTOS
    Tue Jan 05, 2016 10:05 am by francisc

    » LA ENCRUCIJADA SIRIA
    Sat Jan 02, 2016 11:25 am by francisc

    Who is online?

    In total there are 5 users online :: 0 Registered, 0 Hidden and 5 Guests

    None


    [ View the whole list ]


    Most users ever online was 368 on Sun Feb 19, 2012 3:15 am

    Statistics

    Our users have posted a total of 4399 messages in 1407 subjects

    We have 189 registered users

    The newest registered user is sebastianIII


      Claves de la reforma constitucional PSOE-PP, neoliberal en España

      Share

      JM Delgado

      Number of posts : 731
      Group : Democracia Comunista Internacional-Organización marxista luxemburguista
      Location : Metalúrgico
      Registration date : 2008-06-20

      Claves de la reforma constitucional PSOE-PP, neoliberal en España

      Post  JM Delgado on Sun Aug 28, 2011 4:19 am



      Los Trileros Mayores del Reino y la clave de la reforma constitucional


      Frente al engaño con que se quiere llevar a cabo esta reforma ilegítima de la Constitución que además puede comportar en el futuro un grave daño para los intereses de la nación no cabe otra alternativa que activar un nuevo poder constituyente que elabore una nueva Constitución en una nueva Asamblea.
      Juan Torres López | juantorreslopez.com | Hoy 11:47
      www.kaosenlared.net/noticia/trileros-mayores-reino-clave-reforma-constitucional

      No hace ni siquiera un mes Mariano Rajoy decía a los cuatro vientos que cuando ganase las elecciones "volverá el déficit cero" (es decir, que en ningún caso la administración pública podría gastar más de lo que ingresara). Antes, le había propuesto a Rodríguez Zapatero reformar la Constitución para introducir la obligación de alcanzarlo y el Presidente del Gobierno se rió de la propuesta en el debate sobre el Estado de la Nación de 2010: “Una reforma que, como saben, es rápida, dado cómo es nuestro procedimiento de reforma constitucional, y que sería muy eficaz para combatir la coyuntura de la crisis. Ésa ha sido toda la reforma original que le hemos oído en los últimos meses y que no tiene ni fundamento, ni eficacia, ni capacidad”. El ahora candidato socialista Alfredo Pérez Rubalcaba terció en el debate y también descalificó la propuesta de reforma constitucional diciendo: “Como todos sabemos, la Constitución es una ley que se cambia fácilmente y en un plis-plas nos arregla la crisis” y en marzo de 2011, durante una sesión de control al Gobierno, Rubalcaba recalcó de que "no vamos a imponer por ley del Estado un techo de gasto a las comunidades autónomas, no lo vamos a hacer porque creemos que va contra la Constitución".

      Ahora, de repente, estos tres grandes dirigentes han desarrollado un auténtico trile para hacer que la población mire a otro lado cuando se disponen a someter los intereses nacionales a los poderes financieros con una ilegítima y muy dañina reforma de la Constitución.

      Quien decía que la reforma constitucional no tiene fundamento, ni eficacia ni capacidad, propone en el Parlamento llevarla a cabo urgentemente. El opositor que defendía el déficit cero acepta ahora una fórmula que en la práctica puede permite que los gobiernos de turno se salten la estabilidad presupuestaria cuando les venga en gana. El candidato que ironizaba sobre la propuesta de los conservadores afirmando defender posiciones más progresistas, tercia en el debate y entre los tres desvían la atención de los ciudadanos para aprobar una reforma mucho más lesiva para los intereses sociales que el simple control del déficit.

      Veamos qué es lo que ha ocurrido.

      El Pacto que no es lo que decían que iba a ser

      El pasado 23 de agosto Zapatero anunció en el Congreso su propuesta de modificar la Constitución para controlar los déficit presupuestarios e inmediatamente Rajoy le mostró su apoyo. Enseguida hay protestas incluso en el propio grupo parlamentario socialista, cuyos miembros han sido ninguneados y en la sociedad y Rubalcaba se incorpora al debate proponiendo que el acuerdo contemple suficiente flexibilidad en la aplicación del principio de estabilidad (que en realidad es malo en sí mismo y no en función de que sea más o menos flexible).

      En unas horas se presenta el acuerdo y aparece entonces la sorpresa que la inmensa mayoría de los ciudadanos son incapaces de descubrir porque sus representantes ocultan lo fundamental del pacto para seguir hablando de lo que en realidad ha terminado por resultar accesorio.

      Lo que ha ocurrido es que el PSOE el PP han “descafeinado” la propuesta que ambos habían hecho con anterioridad.

      Inicialmente hablaban de constitucionalizar el déficit cero en sentido estricto, en la misma línea del artículo de la constitución alemana que terminantemente pone un límite al déficit público. Pero en lugar de eso el acuerdo señala que una posterior ley orgánica establecerá un límite al "déficit estructural", un concepto mucho más sutil que puede permitir que el gobierno de turno tenga mucha más facilidad para saltarse el principio de estabilidad que defienden.

      El concepto de déficit estructural no es el resultado del simple saldo de las cuentas anuales del Estado sino el saldo que tendrían esas cuentas en unas condiciones ideales: cuando la economía estuviera en pleno empleo y, por tanto, cuando el PIB realmente registrado fuese igual al potencial (el que se alcanza cuando se utilizan todos los recursos de una economía). El acuerdo político que ampara la reforma lo define como "aquel que se deriva de no considerar los ingresos y gastos públicos relacionados con las expansiones y recesiones normales de los ciclos económicos, garantizando así la sostenibilidad a largo plazo de los servicios públicos fundamentales".

      En la práctica esto significa que a la hora de calcular el saldo presupuestario (estructural) al que se le pondrá techo en la próxima ley orgánica habrá que descontar los ingresos y los gastos que no sean "estructurales" (es decir, los que sean resultado de circunstancias más o menos "anormales" que alejan a la economía de esa situación ideal, por ejemplo de una recesión). Pero su cálculo es muy problemático ya que la forma en que se haga será siempre discutible, nunca objetiva y, además, muy fácilmente manipulable.

      Por eso, como dice David Lizoain (El insoportable error del 0,4%) limitar el déficit estructural del país al 0,4% (que es lo que se prevé que establezca la futura ley orgánica) es "una política radicalmente aberrante para una economía avanzada". En primer lugar sostiene con razón, siguiendo el análisis de Nick Rowe (What is a "structural" deficit?), que este concepto de déficit estructural no tiene mucho sentido económico ya que responde a criterios políticos más que económicos. Por ejemplo, si dos gobiernos hacen exactamente lo mismo generando un déficit de la misma cuantía pero uno había anticipado lo que pensaba hacer con los ingresos y gastos cuando llegara una recesión y el otro no hubiera adelantado nada sino que se hubiera limitado a hacer lo mismo una vez que se produjo la recesión, la consideración de su saldo debería ser distinta. En el segundo caso se consideraría que el déficit es estructural (porque sería teóricamente resultado de la recesión) y en el primero no.

      Y además, Lizoain indica que la medida es completamente irreal: ni la zona euro ni la OCDE en su conjunto tuvieron un déficit estructural inferior al 0,4% ni un solo año en los últimos veinte.

      Podemos concluir, por tanto, que lo que finalmente han pactado los dos partidos mayoritarios no ha sido el criterio de déficit cero como habían dicho sino algo muy irrealista y que seguramente solo se pueda cumplir manipulando los registros presupuestarios. Posiblemente, porque así pueden vender a la población, como está haciendo Rubalcaba, que así no hay peligro de que la estabilidad presupuestaria ponga en cuestión los programas sociales (que es lo que lleva consigo la política de estabilidad presupuestaria, sobre todo, en países con déficits sociales como España, tal y como he explicado en mis artículos Razones económicas para rechazar el acuerdo neoliberal entre el PSOE y el PP y Acuerdo PSOE-PP sobre la deuda: un pacto que perjudica a España). Pero eso no quita que, al mismo tiempo, al introducir en la Constitución el principio de la estabilidad, se esté imponiendo (y además sin debate social) la filosofía neoliberal que implica renunciar a la política fiscal discrecional, con los efectos negativos que ello conlleva y que he tratado de explicar en esos mismos textos.

      El contenido verdaderamente nefasto del acuerdo

      Pero lo que realmente han conseguido de esta manera los líderes de ambos partidos, es decir, haciendo creer que asumen rígidos criterios de austeridad cuando en realidad no los van a ser, ha sido comportarse como verdaderos trileros porque mientras llamaban la atención sobre el debate del techo presupuestario lo que estaban haciendo era incluir, sin apenas comentarlo públicamente, un nuevo precepto en la Constitución que da "prioridad absoluta" al pago de la deuda y los intereses frente a cualquier otro compromiso de pago del Estado.

      Es decir, los parlamentarios del Partido Popular y del PSOE están dispuestos a aprobar sin recurrir al referéndum que permitiera que el pueblo se pronuncie al respecto que si en algún momento faltaran ingresos se dejarían de pagar los servicios más básicos del Estado para hacer frente antes que nada a los compromisos de la deuda.

      Esta es, pues, la auténtica clave de la reforma. Una concesión vergonzosa a los poderes financieros que es muy grave por cuanto que supone una cesión de la soberana capacidad de decisión del pueblo español para determinar en un momento dado la prioridad que quisiera darle a sus compromisos de financiación.

      En mi opinión, quienes promueven esta medida siguiendo el mandato de intereses extranjeros están traicionando a los intereses nacionales y al impedir que el pueblo español, que es el verdadero poder constituyente que podría cambiar con legitimidad la Constitución, se pronuncie sobre una cuestión tan fundamental están prostituyendo la Carta Magna y convirtiéndola en papel mojado para quienes de verdad asuman los principios del constitucionalismo democrático. Como acaba de señalar claramente Rubén Martínez Dalmau en su artículo ¿Quién puede reformar legítimamente una Constitución democrática?

      "Cualquier modificación de la Constitución por parte de un órgano que no es el poder constituyente, aunque sea legal -también autoritarismos y fascismos se han fundamentado en la legalidad- no es otra cosa que la apropiación de la soberanía popular por un órgano ajeno al pueblo; es decir, el fin del constitucionalismo democrático (...)
      Si la Constitución no es otra cosa que la voluntad del poder constituyente, la respuesta a esta pregunta, desde el constitucionalismo democrático, no puede ser otra: sólo el pueblo puede modificar legítimamente su Constitución. Lo contrario es negar la naturaleza de la legitimidad del sistema democrático en el que creemos vivir. Si la Constitución queda en manos de otras personas -gobiernos, mayorías en los parlamentos, reyes.-podremos hablar de otra legitimidad del poder político, de democracias más o menos limitadas, de decisiones mayor o menormente acordadas. pero nunca de constitucionalismo democrático".

      La alternativa, Asamblea Constituyente

      Frente al engaño con que se quiere llevar a cabo esta reforma ilegítima de la Constitución que además puede comportar en el futuro un grave daño para los intereses de la nación no cabe otra alternativa, como también indica Rubén Martínez, que activar un nuevo poder constituyente que elabore una nueva Constitución en una nueva Asamblea, un horizonte que me parece fundamental que asuman los movimientos que giran en torno al 15-M y, en general, todas las personas sin distinción de ideologías o posiciones políticas que deseen vivir en una verdadera democracia.

      http://juantorreslopez.com/component/content/article/137-articulos-de-opinion-y-divulgacion-2011/2470-los-trileros-mayores-del-reino-y-la-clave-de-la-reforma-constitucional


      luxemburguista
      Admin

      Number of posts : 1107
      Group : Alternativa Roja y Verde - Los Alternativos
      Website : http://altermundialistas.wordpress.com/
      Registration date : 2008-04-16

      Re: Claves de la reforma constitucional PSOE-PP, neoliberal en España

      Post  luxemburguista on Wed Aug 31, 2011 11:43 am

      Pongo 2 enlaces a textos que considero relevantes sobre lo que está pasando antes de exponer algunas opiniones:
      La moraleja islandesa y la reforma del artículo 135 de la Constitución
      y
      El sentido político del cierre constitucional:El 15M de su primavera democrática a su otoño caliente

      1. Si algo muestran todos y cada uno de los pasos que han dado los poderes mundiales y/o estatales desde que se desató esta crisis es que eso que llaman neoliberalismo es la "forma actual" del capitalismo. Esto es así independientemente de las ideologías de moda o dominantes en los círculos académicos más estrechamente vinculados al poder. Lo es por la simple necesidad de cumplirse de las leyes de funcionamiento del sistema capitalista.

      2. La acción de los poderes "políticos" ha sido en todo momento coincidente con esas necesidades de funcionamiento. En términos marxistas, han demostrado lo que es siempre el estado: el estado de la clase dominante.

      3. Todas las propuestas "neokeynesianas" han demostrado ser absurdas como alternativas. El poder no las puede hacer suyas, y las masas no pueden imponerlas, sin acentuar la propia crisis. Tan sólo las propuestas "rupturistas" (como negarse a pagar la deuda por los islandeses) han demostrado servir para algo, "avanzar" lo que podría ser una alternativa real (el socialismo, vamos). Pero, eso sí, Attac,... nos han tenido (y nos tienen) entretenidos durante todo este tiempo con su "realismo".

      4. La propuesta de nueva constitución y de asamblea constituyente puede parecer muy atractiva en principio para el caso español. Pero en realidad ofrece más dudas que otra cosa. La primera es la más grande: si las masas son capaces de imponer aquí una asamblea constituyente, ¿no habrán sido capaces antes (como en Islandia) de hacer caer al gobierno PP$OE? Y, si así fuera (y dado que la situación social -paro, vivienda, precariedad,...- no es la islandesa), ¿no habrán impuesto tal cantidad de medidas concretas (las que están en los programas de las asambleas del 15M y que recogen años de luchas) que serían de facto un nuevo marco de relaciones (una nueva constitución)? La propuesta "constitucionalista" vuelve a recordarme a Anguita y los suyos: antes, con tirar "realmente" de constitución valía; ahora, sin la más mínima autocrítica, hacemos una nueva y, ¡milagro!, todo resuelto.

      5. Como el 20N asistiremos a una nueva sesión de circo, es normal que los analistas reformistas traten de ver cómo las fieras podrán recibir menos latigazos. Pero en el circo siempre habrá domadores. Más aún si consideramos la reforma de la ley electoral, que también apunta al blindaje del poder frente a cualquier alternativa de izquierdas en el campo institucional.

      6. Encarar la cuestión de las próximas elecciones (que es lo que está tras los textos de reformistas como Torres López) implica no andarse por las ramas y hablar con mucha mayor franqueza (algo difícil de encontrar en los analistas al uso, y menos aún en los partidos al uso). Me explico: hay que admitir, de entrada y de manera explícita que ningún circo es la salvación (que nadie nos puede representar). A partir de ahí, las opciones son, básicamente, 3:
      A) Centrarse únicamente en la lucha social, de tajo y de calle, lo que lleva a una perspectiva únicamente revolucionaria (en el pleno sentido del término). Pero con la posibilidad del fracaso y la contrarrevolución si no es una estrategia adoptada por la más amplia mayoría.
      B) Que todos aquellos que quieren presentarse desde la izquierda (desde los reformistas de IU y Equo hasta IZAN, CR, PCPE,...), admitiendo la inutilidad de fondo del sistema y adoptando como programa el de las asambleas de las plazas, se presenten no para "ganar" y menos aún para gestionar el sistema, sino para obstaculizar/anular lo más posible los centros de poder político. Visto lo visto en las municipales,...
      C) Que cada chiringuito juegue a lo suyo, sacando pecho mientras hace perder a sus militantes un tiempo precioso para estar en las luchas.

      ¿Apostamos qué opción será la más extendida?

      Y ¿qué hace el simple militante aislado en esa situación? ¿Clama por la lucha sin criticar que la farsa electoral sólo lleva a la decepción y la frustración? ¿Habla de necesidad de unidad mientras ve cómo cada chiringuito sólo aspira a cargos y prebendas? ¿No critica a las opciones electoralistas en los medios en que se mueve para no crear conflicto con quienes están alienados por o interesados en la farsa? Más allá de "lo que le pide a uno el cuerpo", la verdad es que la situación es complicada.

      Por suerte, la mejor propaganda antisistema sigue siendo el propio sistema. Por desgracia, la Barbarie también figura entre las dos únicas alternativas posibles.
      SALUD


      _________________
      ¡SOCIALISMO O BARBARIE!
      Alternativa Roja y Verde - Los Alternativos
      Democracia Comunista Internacional

        Current date/time is Tue Dec 06, 2016 7:05 am