International Luxemburgist Forum - Foro Luxemburguista Internacional - Forum Luxemburgiste Intl

Forum for those in general agreement with the ideas of Rosa Luxemburg.
Foro para aquellos que tienen un acuerdo general con las ideas de Rosa Luxemburgo.
Forum pour ceux qui ont un accord général avec les idées de Rosa Luxembourg.

Translations

Log in

I forgot my password

Navigation

Latest topics

» Critique Sociale
Mon Sep 05, 2016 11:54 am by Atreides

» QUÉ HACER ANTE UN CUERPO SOCIAL EN DESCOMPOSICIÓN
Thu Sep 01, 2016 11:35 am by francisc

» EL BREXIT EL AUTO GOLPE Y EL YIHADISMO
Mon Aug 01, 2016 11:25 am by francisc

» ¿PUCHERAZO?
Tue Jun 28, 2016 9:45 am by francisc

» 18 de Junio: MANIFESTACIÓN EN DEFENSA DE LO PÚBLICO
Mon Jun 06, 2016 11:42 am by luxemburguista

» Contre la "loi travail", passons à la vitesse supérieure !
Wed Mar 30, 2016 6:03 am by Atreides

» Reunion Publique du CCI
Tue Jan 05, 2016 3:00 pm by rubion

» EL CONTEXTO PRESENTE Y FUTURO DE CATALUNYA DEBE DE BASARSE EN LOS CIUDADANOS Y NO EN PACTOS
Tue Jan 05, 2016 10:05 am by francisc

» LA ENCRUCIJADA SIRIA
Sat Jan 02, 2016 11:25 am by francisc

Who is online?

In total there are 3 users online :: 0 Registered, 0 Hidden and 3 Guests

None


[ View the whole list ]


Most users ever online was 368 on Sun Feb 19, 2012 3:15 am

Statistics

Our users have posted a total of 4399 messages in 1407 subjects

We have 189 registered users

The newest registered user is sebastianIII


    ¿Antiimperialistas pero NO antimperialismo?

    Share

    JM Delgado

    Number of posts : 731
    Group : Democracia Comunista Internacional-Organización marxista luxemburguista
    Location : Metalúrgico
    Registration date : 2008-06-20

    ¿Antiimperialistas pero NO antimperialismo?

    Post  JM Delgado on Wed Jul 16, 2008 7:22 am

    Perry Anderson, en su ultimo art. en la New Left Review, (disponible en su web en castellano) Apuntes sobre la coyuntura http://www.newleftreview.es/?getpdf=NLR28201&pdflang=es
    toma nota del estancamiento de los FSM y de su oenegización por no haberse posicionado claramente en clave antiiperialista. ¿Que pensamos sobre esto?
    Saludos. JM.

    luxemburguista
    Admin

    Number of posts : 1107
    Group : Alternativa Roja y Verde - Los Alternativos
    Website : http://altermundialistas.wordpress.com/
    Registration date : 2008-04-16

    Re: ¿Antiimperialistas pero NO antimperialismo?

    Post  luxemburguista on Thu Jul 17, 2008 6:33 am

    Complejo y muy importante problema.

    Los Foros Sociales Mundiales son en sí algo muy complejo. En su interior convivían y conviven múltiples tendencias, contradictorias incluso. Pero eran y son expresión del rechazo al sistema capitalista mundial, de resistencia a sus efectos y a su lógica, y del deseo de luchar contra él.

    Es cierto que lo que podríamos denominar el "ala reformista", encarnada en ciertas instituciones, grupos y entidades (y en el periódico Le Monde Diplomatique), han controlado hasta cierto punto los FSM. Pero sólo hasta cierto punto. Las redes que se han establecido, las luchas que se han impulsado, no son controlables.

    ¿Que los FSM como los entendíamos hasta ahora se han desgastado, se han quemado, ya no sirven? Puede. Pero no debemos olvidar que el proletariado crea sus expresiones organizativas en el transcurso de la lucha. Las prueba, las modifica, las abandona cuando ya no le son útiles. Y crea otras. Como pasa con cualquier herramienta. Por eso es tan importante huir de los fetichismos organizativos.

    ¿Subsistirán los FSM? ¿Cobrarán nuevos impulsos? ¿Servirán en las próximas luchas? No lo se. Sí se que los procesos de lucha reales que ha habido nos muestran su propia dinámica, para nada lineal. Y que además de mostrarnos su dinámica "a saltos" (con altibajos), nos muestran que de lo aparentemente más reformista puede desarrollarse algo revolucionario, y que lo aparentemente más revolucionario puede quedarse en la simple autocontemplación o en la nada. También se que las gentes que participaron y/o participan en los FSM, de todas las tendencias, se enfrentarán a los mismos problemas que los que no. Y tendrán que proponer y realizar sus respuestas propias. ¿Nos encontraremos en el camino, en la lucha? Tampoco lo se. Pero espero que así sea.

    SALUD


    _________________
    ¡SOCIALISMO O BARBARIE!
    Alternativa Roja y Verde - Los Alternativos
    Democracia Comunista Internacional

    JM Delgado

    Number of posts : 731
    Group : Democracia Comunista Internacional-Organización marxista luxemburguista
    Location : Metalúrgico
    Registration date : 2008-06-20

    Re: ¿Antiimperialistas pero NO antimperialismo?

    Post  JM Delgado on Thu Jul 17, 2008 11:18 am

    Tu respuesta es tan de agradecer como ajustada a razón, sin embargo creo que le concedes al "proletariado" margenes de videncia que yo prefiero adjudicarlo a las fuerzas organizadas, aúnque no te falta razón em asegurar que los problemas a los que se han enfrentado estas fuerzas organizadas en torno al FSM son bastante generales, a mi me importa poner la atención en torno a varios hechos en relacion con los FSM.

    a).- Anderson afirma que ATTAC son los arquitectos de los FMS, eso es cierto, pero, ATTAC es básicamente, ATTAC France, y ha sufrido un enorme cataclismo organizativo y de credibilidad alrededor de sus elecciones internas: los sectores que lidera Susan George + la LCR han denunciado fraude organizado por Cassen y los vinculados al PCF. La crisis, que ha acabado con su credibilidad, es el trasunto de una crisis de crecimiento, por asi decirlo, el PCF así como la LCR no podian admitir que su "criatura" creciera mas que sus respectivas y contrarias expectativas electorales tras el protagonismo de ATTAC en el referendum sobre el TCUE: básicamente, entre todos la mataron y ella sola se murió[u]

    b).- ATTAC era respecto del FSM a la vez una instancia reguladora, autocontenida, semireformista pero menos y yendo mas allá que la ONGS, representaba las alas izquierdas de la Internacional Socialista+los PC'S.

    c).- El posibilismo explícito de loo FSM ("Otro mundo es posible") se ve absolutamente resentido, tocado hasta su casi lograr inanidad por la traición de las expectativas puestas en la presidencia de Lula: su acción desmoralizadora, disolvente, afecta tanto a los sectores pro-ATTAC como a los liderados por las ONGS jesuitas, por F. Autard y su fuerte grupo de la universidad de Lovaina.

    d).- en la actualidad, tanto ATTAC, como los sectores pro-PC'S han reorientado su acción estratégica en una clave mas "internacionalista" "antiimperialista" a la manera clásica, es decir, apostando pro Chávez, Evo, y hasta por Castro, etc., sobre la base de agarrarse a algún éxito antiimperial EEUU, a costa de tomar distancia de su anterior estrategia "ALTERglobalización". Otras fuerzas latinoamericanas, asiáticas, mantienen su apoyo a los FSM así como la peña de Lovaina, sin olvidar al CADTM.

    Esto creo que es un interpretación, mas que una valoración, que se solo aproximada e incompleta.

    Saludos. JM.

    luxemburguista
    Admin

    Number of posts : 1107
    Group : Alternativa Roja y Verde - Los Alternativos
    Website : http://altermundialistas.wordpress.com/
    Registration date : 2008-04-16

    Re: ¿Antiimperialistas pero NO antimperialismo?

    Post  luxemburguista on Thu Jul 17, 2008 5:32 pm

    Sólo algunas cosas (de momento).

    Es cierto que concedo al proletariado como clase esas "formas de videncia". Pero por lo que he dicho: las organizaciones son herramientas. Cuando están mochas, se tiran y a otra cosa. Eso, curiosamente, lo aprendí en una organización sindical que conocemos bien ambos.

    Es también cierto que ATTAC tenía mucho protagonismo en el FSM (y, hasta donde se, es muy acertado tu análisis de esa organización). Pero ese protagonismo era sobre todo en Europa. En mi opinión es el propio PT brasileño el primer impulsor de los FSM. Y recordemos que entre los fundadores de ese PT se encontraban algunos a los que sin duda consideraríamos tú y yo camaradas luxemburguistas (una de las últimas expresiones organizadas a la vieja usanza del luxemburguismo fue en Brasil).

    La deriva hacia los populismos latinoamericanos (dicho de forma general, porque son muy distintos entre ellos) e incluso hacia Castro puede verse ejemplificada en recientes artículos del lider visible de Le Monde Diplomatique, I. Ramonet. Mi opinión (muy personal) es que esa ¿tendencia? quiso aprovechar el vacío que dejaban los ¿socialdemócratas? en su ya descarado tránsito al social-liberalismo. Y, como dices, en esa operación los PCs europeos (con el francés a la cabeza) jugaron un gran papel. Podían haber aprendido de IU. Para una vez que los españolitos somos pioneros en algo, nadie lo tiene en cuenta.

    Lo de Lula debemos reconsiderarlo. Es cierto que para los FSM ha sido un palo. Y para todos los que creían en las reformas. Pero no ha sido tan desmovilizador como muchos dicen. Nunca debemos olvidar que las movilizaciones más masivas de la Historia de la Humanidad se produjeron en 2003. Lula ya gobernaba, y era lo que era a todas luces (aunque aún muchos no quisieran reconocerlo). Da igual de todos modos. Ni Lula ni nadie sacó a la calle a tantos millones de personas. No sólo a las manifestaciones, sino a miles y miles de actos, concentraciones, charlas, debates,... Fueron las masas las que salieron. Hoy todo sesudo analista (o ana-listo) trata de interpretar eso buscando al "manipulador" o al "convocante". Pero tú, yo y otros muchos estuvimos allí, vivimos eso. Y junto a los que eramos militantes estaban miles que venían por la sencilla razón de que no querían la guerra y sabían que había más cosas detrás de esa guerra. Recuerdo las charlas con el otro José María (que la tierra le sea leve) en los barrios, con gentes anónimas, corrientes. Recuerdo una charla con otro compañero en un centro de adultos (con una media de edad muy alta) y al terminar irnos todos a la manifestación convocada, tras haber debatido del petroleo y del papel de lo militar en la economía. Recuerdo las recogidas de firmas, los repartos de octavillas,...

    Luego comenzaron las especulaciones: que si el soe estaba detrás, que si tal que si cual. Nada tenía eso que ver con lo que yo había vivido. Aunque hoy muchos hayan cambiado sus vivencias reales por la historia que les cuentan.

    Si es cierto que hubo, hay y habrá quien juegue en la "izquierda" a sacar ciertos réditos de las movilizaciones de masas. Al final todos acabaron, acaban y acabaran igual: fuera de juego. Lo que sí debemos aprender es las lecciones sobre las formas-partido típicas del bolchevismo y sus relaciones con las masas. Para todas esas organizaciones bolcheviques (y para otras que no lo son), siguen existiendo "sus" organizaciones de masas, "sus" correas de transmisión. A romper esas dinámicas es a lo que también hoy el luxemburguismo debe ayudar. Denunciando públicamente esos oportunismos, esos dirigismos. Y actuando de una manera radicalmente distinta.

    Por cierto. No me hagas demasiado caso, pero creo que el slogan "Otro mundo es posible" parte de algo de la Tendencia Marxista-Humanista, de los continuadores de Raya Dunayevskaya. Una gente muy interesante en mi opinión (aunque hoy andan a la gresca parece).

    SALUD


    _________________
    ¡SOCIALISMO O BARBARIE!
    Alternativa Roja y Verde - Los Alternativos
    Democracia Comunista Internacional

    JM Delgado

    Number of posts : 731
    Group : Democracia Comunista Internacional-Organización marxista luxemburguista
    Location : Metalúrgico
    Registration date : 2008-06-20

    Re: ¿Antiimperialistas pero NO antimperialismo?

    Post  JM Delgado on Thu Jul 17, 2008 7:06 pm

    Vale, pero las grandes movilizaciones por la guerra de Iraq, aún cuándo las agendas salieran de allí, no hay que olvidar que la mayor parte de estas iniciativas las tomaron- desde dentro pero al margen del FSM y habiendo sido criticado por Cassen de manera muy acerba y precisa, las llamadas "Asambleas de MMSS" - se ubicaban ya a extramuros de las agendas alterglobalización, o incluso, también, de los antiglobalizadores, la lucha contra la guerra se llevó desde un antiiperialismo, algo renovado, no demasiado, antimilitarismo y desde las posicones mas clásicas de las iquierdas leninistas, en esencia el movimiento contra la guerra de Iraq ignoró las agendas contra la globalización, se superpuso a ella (eso lo denunció ATTAC y yo estoy muy de acuerdo) y hasta el dia de hoy apenas se han retomado, a excepción de en Europa las moviluizaciones contra el TCUE, no obstante, si es cierto que no poco de las denuncias del FSM tuvieron que ver con el fracaso de Doha y Cancún, así como en el descredito general de las IFI'S, particularmente la OMC y el FMI, pero leamos lo que dice Anderson:

    No es un azar que estas dos regiones dieran a luz el Foro Social Mundial,
    hasta el momento el único movimiento internacional de oposición al statu
    quo global. El FSM, tras un comienzo asombrosamente amplio y rápido,
    parece haberse quedado ahora sin aliento. Careciendo de algo parecido
    a la organización y la disciplina del Comintern, que contaban con los
    recursos (y las corrupciones) de un Estado importante tras ella, el Foro ha
    encontrado enormes dificultades a la hora de sostener una rudimentaria
    colección de protestas en seis continentes, lo que no es de extrañar. Lo
    que resultaba menos previsible era que la gran oleada de manifestaciones
    contra la inminente invasión de Iraq no le diera un segundo aliento, en
    parte a causa de la ligera profundidad de buena parte de esa oposición,
    que tuvo escasa o ninguna continuación una vez que la ocupación se
    consolidó, pero también por la vacilaciones del propio FSM a la hora de
    superar su propia cultura original de ONG en favor de un antiimperialismo
    más sólido. Habida cuenta de estas limitaciones, tal vez no cabía esperar
    –salvo en el caso de una conmoción sistémica– que prosperara durante
    mucho tiempo. Pero es poco probable que su legado desaparezca
    sin más.

    No es necesario que te diga que soy un firme partidario de intervenir en esos ámbitos, pero creo, que en la actualidad hay confusión, estancamiento, dificultades para rearmar las agendas, y, sobre todo, una abierta disyuntiva:

    a).- Lineas de solidaridad y apoyo a los regimenes antiiperialistas de Amercia latina, no solo Ramonet, Cassen igualmente le han dado bastante oxigeno hasta a Castro.

    b).- Oenegización de los FSM tras "Lovaina", el CADTM, Jubileo Sur, y fuertemente criticado por movimientos asiáticos mas radicales, Walden Bello y Arhundati Roy entre ellos.

    Seguiremos, abrazos. JM.

    JM Delgado

    Number of posts : 731
    Group : Democracia Comunista Internacional-Organización marxista luxemburguista
    Location : Metalúrgico
    Registration date : 2008-06-20

    Re: ¿Antiimperialistas pero NO antimperialismo?

    Post  JM Delgado on Thu Jul 17, 2008 7:14 pm

    Lo olvidaba: ni que decir tiene que comparto tus crticas de principio a los leninistas, a la forma partido-vanguardia y a la subsidiariedad en que colocan al proletariado. De todos modos, a la espera de releer "Huelga de masas, etc" mis opiniones sobre la espontaneidad son muy matizadas, ya habrá ocasión.

    Nada se de esa tendencia "marxista humanista" que mencionas.

    salud.

    luxemburguista
    Admin

    Number of posts : 1107
    Group : Alternativa Roja y Verde - Los Alternativos
    Website : http://altermundialistas.wordpress.com/
    Registration date : 2008-04-16

    Re: ¿Antiimperialistas pero NO antimperialismo?

    Post  luxemburguista on Fri Jul 18, 2008 5:00 am

    Te pongo primero unos fragmentos de Huelga de masas y de Reforma o Revolución y en el siguiente post contesto.

    … La huelga de masas, como nos lo demuestra la Revolución Rusa, es un fenómeno tan variable que refleja todas las fases de la lucha política y económica, todas las etapas y factores que intervienen en la revolución. Su adaptabilidad, su eficiencia, los factores que la originan, cambian constantemente. Súbitamente, cuando la revolución parece haber llegado a un estrecho callejón sin salida sobre el cual resulta imposible hacer ningún tipo de cálculo con alguna seguridad, le abre nuevas y amplias perspectivas. Ora cae como una gran catarata sobre todo el reino, ora se divide en una gigantesca red de angostos arroyuelos; ora brota del suelo como un fresco manantial o se pierde completamente como un río subterráneo. Las huelgas políticas y las económicas, las huelgas de masas y las parciales, las huelgas de protesta y las de lucha, las huelgas generales de determinadas ramas de la industria y las huelgas generales en determinadas ciudades, las pacíficas luchas salariales y las masacres callejeras, las peleas en las barricadas; todas se entrecruzan, corren paralelas, se encuentran, se interpenetran y se superponen; es una cambiante marea de fenómenos en incesante movimiento. Y la ley que rige el movimiento de estos fenómenos es clara: no reside en la huelga de masas misma ni en sus detalles técnicos sino en las proporciones políticas y sociales de las fuerzas de la revolución.

    La huelga de masas es simplemente la forma de la lucha revolucionaria. Todo desnivel en las relaciones de las fuerzas en lucha, en el desarrollo de los partidos y en las divisiones de clase, en la posición de la contrarrevolución, inmediatamente influye sobre la actividad de la huelga de mil maneras invisibles y apenas controlables. Pero la acción misma de la huelga no se detiene un solo minuto. Solamente altera sus formas, sus dimensiones, sus efectos. Es el pulso vivo de la revolución y al mismo tiempo su motor más poderoso. En una palabra, la huelga de masas, como nos lo demuestra la Revolución Rusa, no es un método artesanal descubierto por un razonamiento sutil con el propósito de hacer más efectiva la lucha proletaria, sino el método de movimiento de la masa proletaria, la forma fenoménica de la lucha proletaria en la revolución.

    Podemos examinar ahora algunos aspectos generales que nos pueden ayudar a formarnos una idea correcta del problema de la huelga de masas.

    Es absurdo pensar la huelga de masas como un acto, una acción aislada. La huelga de masas es en realidad el índice, la idea rectora de todo un periodo de la lucha de clases que dura años, tal vez décadas…

    … Pero el movimiento de conjunto no avanza de la lucha económica a la política ni viceversa. Toda gran acción política de masas, después de alcanzar su pináculo político, se multiplica en un montón de luchas económicas. Y eso no sólo se aplica a cada una de las grandes huelgas de masas sino también a la revolución de conjunto. Con la extensión, clarificación y mayor complejidad de la lucha política, la lucha económica no sólo no retrocede sino que se extiende, se organiza v se ve involucrada en igual proporción. Entre ambas se da la más completa acción recíproca.

    Cada nueva arremetida y cada nueva victoria de la lucha política se transforman en un poderoso estímulo a la lucha económica, extendiendo al mismo tiempo sus posibilidades externas e intensificando el anhelo interior de los trabajadores por mejorar su posición y su deseo de lucha. Cuando se retira la marea burbujeante de la acción política, deja tras de sí un fructífero depósito en el cual florecen millares de brotes de lucha económica. Y al revés. La situación de los obreros de lucha económica incesante con el capitalismo mantiene viva su energía en todos los interregnos políticos. Constituye, por así decirlo, la permanente fuente de reservas de las clases proletarias, que renueva continuamente la fuerza de la lucha política. Al mismo tiempo conduce, en todas las oportunidades, la infatigable y permanente energía para la lucha económica de los trabajadores, aquí y allá, a agudos conflictos aislados, que detonan la explosión de conflictos políticos a gran escala…

    … Finalmente, los acontecimientos de Rusia nos demuestran que la huelga de masas es inseparable de la revolución. La historia de las huelgas de masas en Rusia es la historia de la Revolución Rusa. Seguramente, cuando los representantes de nuestro oportunismo alemán oyen hablar de “revolución”, piensan inmediatamente en derramamientos de sangre, luchas callejeras y tiroteos. Y extraen una conclusión lógica: la huelga de masas inevitablemente conduce a la revolución, por lo tanto no nos atrevemos a encararla. De hecho, vemos que en Rusia casi todas las huelgas de masas llevan a la larga a enfrentamientos con los guardias armados del régimen zarista; en este aspecto las así llamadas huelgas políticas son exactamente lo mismo que las luchas económicas mayores. La revolución, sin embargo, es algo distinto y algo más que un derramamiento de sangre. A diferencia de la policía, que ve la revolución exclusivamente desde el punto de vista de los disturbios y grescas callejeros, es decir desde el punto de vista del “desorden”, el socialismo científico ve la revolución sobre todo como una completa reversión interna de las relaciones sociales de ciase. Y desde esta perspectiva la conexión entre revolución y huelga de masas en Rusia resulta totalmente distinta a la supuesta por la concepción generalizada de que la huelga de masas siempre termina en un derramamiento de sangre…

    … Para comprender lo anterior basta con una explicación del problema de la dirección y la iniciativa conscientes en la huelga de masas. Si la huelga de masas no es un acto aislado sino un periodo completo de la lucha de clases, si este periodo es idéntico a un periodo revolucionario, es obvio que la huelga de masas no puede ser provocada a voluntad, aun cuando la decisión provenga del más alto comité del partido socialdemócrata más fuerte. En tanto la socialdemocracia no tiene el poder de imponer o retirar a capricho una revolución, el entusiasmo y la impaciencia más fervientes de las bases socialdemócratas no serán suficientes para hacer surgir un periodo de verdaderas huelgas de masas que sean un movimiento vivo y poderoso del pueblo. La decisión de la dirección y la disciplina partidaria pueden producir una sola manifestación breve, como la huelga de masas en Suecia, o la última en Austria, o incluso la de Hamburgo del 17 de enero…

    … Por supuesto, incluso durante la revolución las huelgas de masas no caen del cielo. Los trabajadores deben provocarlas de una u otra manera. La resolución y decisión de los trabajadores también juegan su parte, y la iniciativa y dirección general recaen naturalmente en el núcleo organizado y más esclarecido del proletariado. Pero los alcances de esta iniciativa y esta dirección se ven limitados, en su mayor parte, a acciones y huelgas aisladas cuando el periodo revolucionario recién comienza, y casi nunca traspasa las fronteras de una ciudad. Así, por ejemplo, como ya lo hemos dicho, los socialdemócratas en algunas ocasiones han tenido éxito en la apelación directa a la huelga de masas en Bakú, Varsovia, Lodz y Petersburgo. Pero el éxito es mucho menos frecuente cuando se trata de movimientos generales de todo el proletariado.

    Además, la iniciativa y la dirección conscientes tropiezan con límites muy definidos. Durante la revolución le resulta extremadamente difícil a cualquier organismo dirigente del movimiento proletario calcular y prever las oportunidades y los factores que pueden conducir a una explosión. Aquí también la iniciativa y la dirección no consisten en impartir órdenes según los propios deseos sino en la adecuación más hábil a la situación dada y el contacto lo más estrecho posible con el estado de ánimo de las masas. El elemento espontaneidad, según ya lo hemos visto, juega un gran rol en absolutamente todas las huelgas de masas en Rusia, ya sea como fuerza impulsora o influencia frenadora. Ello no se debe a que la socialdemocracia es todavía joven o débil. En cada acto de la lucha juegan y actúan unos sobre otros tantos importantes factores económicos, políticos y sociales, generales y locales, materiales y síquicos, que ninguna acción, por pequeña que sea, puede ser dispuesta y resuelta como un problema matemático. La revolución, aun cuando el proletariado, con los socialdemócratas a la cabeza, juega en ella el rol dirigente, no es una maniobra que efectúa la clase obrera a campo abierto sino una lucha librada en medio del incesante resquebrajamiento, cambio y derrumbe de los cimientos de la sociedad. En suma, en las huelgas de masas en Rusia el elemento espontáneo juega un rol preponderante no porque los proletarios rusos “estén poco educados” sino porque las revoluciones no permiten que nadie juegue con ellas al maestro de escuela.

    Por otra parte, vemos que en Rusia la misma revolución que les hizo tan difícil a los socialdemócratas tomar la dirección de la huelga de masas, y que de manera tan cómica en distintas oportunidades les daba o les sacaba el bastón de mando, resolvió por su cuenta todas las dificultades de la huelga de masas que según el esquema teórico de la discusión alemana son fundamentalmente patrimonio del “cuerpo directivo”: el “aprovisionamiento”, el “cálculo de los costos” y del “sacrificio”. De más está decir que no los resuelve de la misma manera que lo harían, lápiz en mano, los miembros de los comités dirigentes superiores del movimiento obrero en una tranquila discusión secreta. La “organización” de todas estas cuestiones estriba en la circunstancia de que la revolución pone en escena una multitud tan enorme que cualquier cálculo o reglamentación del costo del movimiento, tal como podría hacerse en un proceso civil, resulta una tarea totalmente imposible de llevar a cabo.

    Las organizaciones dirigentes de Rusia tratan de ayudar lo más posible a las víctimas directas de los conflictos. Así, por ejemplo, mantuvieron durante semanas enteras a los valientes obreros perjudicados por el gigantesco lock-out que siguió en San Petersburgo a la campaña por la jornada de ocho horas. Pero todas sus medidas, en el enorme balance de la revolución, son como una gota en el océano. En el momento en que comienza un periodo verdadero, serio, de huelgas de masas, todos estos “cálculos” de “costos” son como querer desagotar el océano con una cuchara. Y toda revolución trae a las masas proletarias un océano verdadero de privaciones y sufrimientos terribles. La solución que un periodo revolucionario aporta a esta dificultad aparentemente invencible consiste en la circunstancia de que se libera tan inmensa cantidad de idealismo en las masas que éstas se vuelven insensibles a los sufrimientos más amargos. Ni la revolución ni la huelga de masas pueden hacerse con la mentalidad del sindicalista que no faltará al trabajo el Primero de Mayo a menos que le garanticen previamente que en caso de que le suceda algo recibirá una determinada cantidad de ayuda. Pero en la tormenta del periodo revolucionario hasta el proletario se transforma; deja de ser un previsor pater familias para convertirse en un “romántico revolucionario”, para quien hasta el bien supremo, la misma vida, por no decir nada del bienestar material, significa muy poco en comparación con los ideales de la lucha.

    Pero, si bien la dirección de la huelga de masas en el sentido de decidir su estallido y calcular y aceptar sus costos es una cuestión que atañe al periodo revolucionario mismo, en un sentido totalmente diferente pasa a ser la obligación de la socialdemocracia y sus organismos dirigentes. En vez de romperse la cabeza con el aspecto técnico y los mecanismos de la huelga de masas, los socialdemócratas están llamados a asumir la dirección política de la huelga en el periodo revolucionario.

    Proveer de línea y dirección a la lucha; disponer las tácticas a utilizar en cada fase y cada momento de la lucha política de modo tal que toda la fuerza disponible del proletariado, ya soliviantado y activo, encuentre expresión en el plan de batalla del partido; cuidar de que las tácticas que resuelvan aplicar los socialdemócratas sean resueltas e inteligentes y nunca caigan por debajo del nivel exigido por la real relación de fuerzas, sino que lo superen; ésa es la tarea más importante de la organización dirigente en una etapa de huelgas de masas. Esta dirección se va convirtiendo, en cierta medida, en dirección técnica. Una táctica coherente, resuelta, progresiva por parte de los socialdemócratas produce en las masas un sentimiento de seguridad, confianza en sí mismas y deseos de luchar; una táctica vacilante, débil, basada en la subestimación del proletariado paraliza y confunde a las masas. En el primer caso la huelga de masas irrumpe “por sí misma” y “oportunamente”; en el segundo, resultan estériles todas las convocatorias de los organismos dirigentes. La Revolución Rusa brinda contundentes ejemplos de ambas situaciones…

    … Fijar de antemano la causa por la que estallarán las huelgas de masas y el momento en que lo harán no está en manos de la socialdemocracia, puesto que ésta no puede provocar situaciones históricas mediante resoluciones de los congresos del partido. Pero lo que sí puede y debe hacer es tener claridad acerca de las situaciones históricas cuando aparecen, y formular tácticas resueltas y consecuentes. El hombre no puede detener los acontecimientos históricos mientras elabora recetas, pero puede ver de antemano sus consecuencias previsibles y ajustar según éstas su modo de actuar…

    (Rosa Luxemburgo, Huelga de masas, partidos y sindicatos)

    El arsenal teórico de la doctrina marxista forjó hace más de medio siglo armas que sirven para combatir ambos extremos por igual. Pero, puesto que nuestro movimiento es un movimiento de masas y puesto que los peligros que lo acechan no derivan del cerebro humano sino de las condiciones sociales, la doctrina marxista no podía vacunamos, a priori y para siempre, contra las tendencias anarquistas y oportunistas. Sólo las podremos vencer cuando pasemos del campo de la teoría al campo de la práctica, pero sólo con las armas que nos legó Marx.

    ‘‘Las revoluciones burguesas —escribió Marx hace medio siglo- como las del siglo XVIII avanzan arrolladoramente de éxito en éxito, sus efectos dramáticos se atropellan, los hombres y las cosas parecen iluminados con fuegos de artificio, el éxtasis es el espíritu de cada día; pero estas revoluciones son de corta vida, llegan enseguida a su apogeo y una larga depresión se apodera de la sociedad antes de haber aprendido a asimilar serenamente los resultados de su periodo impetuoso y agresivo. En cambio las revoluciones proletarias, como las del siglo XIX, se critican constantemente a sí mismas, se interrumpen constantemente en su propia marcha, vuelven sobre lo que parecía terminado para comenzarlo de nuevo, se burlan concienzuda y cruelmente de las indecisiones, de los lados flojos y de la mezquindad de sus primeros intentos, parece que sólo derriban a su adversario para que éste saque de la tierra nuevas fuerzas y vuelva a levantarse más gigantesco frente a ellos, retroceden constantemente aterradas ante la vaga y monstruosa enormidad de sus propios fines, hasta que se crea una situación que no permite volverse atrás y las circunstancias mismas gritan: ‘¡Hic Rhodus, hic salta!’ [¡Aquí está Rodas, salta aquí!]…

    (Rosa Luxemburgo, Reforma o Revolución)



    _________________
    ¡SOCIALISMO O BARBARIE!
    Alternativa Roja y Verde - Los Alternativos
    Democracia Comunista Internacional

    luxemburguista
    Admin

    Number of posts : 1107
    Group : Alternativa Roja y Verde - Los Alternativos
    Website : http://altermundialistas.wordpress.com/
    Registration date : 2008-04-16

    Re: ¿Antiimperialistas pero NO antimperialismo?

    Post  luxemburguista on Fri Jul 18, 2008 5:34 am

    Tras las citas de Rosa, creo que muy oportunas al debate y sobre todo muy esclarecedoras, contesto a algunas cuestiones que planteas.

    Yo también soy firme partidario de la participación, individual o colectiva, en los movimientos, procesos,... "alterglobalizadores".

    En ellos habrá reformistas, revolucionarios y gente que no se plantee esas cuestiones, sino simplemente rechace el mundo existente y desee transformarlo en otro distinto. Tenemos que aprender a convivir todas esas personas, desde el absoluto respeto a la plena autonomía y a la libertad de experimentación de cada uno (individuo o colectivo). No es sólo aquello de "juntos, pero no revueltos" (que también, porque los experimentos de unidad oportunista "por arriba" ya han demostrado suficientemente, creo yo, su inoperancia), sino sobre todo comprender que el proceso histórico es lo suficientemente complejo y cambiante como para que los postulados teóricos "a priori" sólo sean una guía. En las luchas podemos ver siempre "cambios de posición": los "revolucionarios" de hacen "reformistas" y viceversa. Y después cambian de nuevo (varias veces incluso).

    La crítica a todo lo que a cada uno no le guste debe hacerse y abiertamente. Convivir nunca es ocultar o ignorar las diferencias. En ese sentido quizás sí "se le ve el plumero" a la tendencia "socialdemócrata" de Cassen, Ramonet,... Creo recordar que en uno de los últimos Foros de Sao Paulo hubo ya directamente 2 Foros: el oficial, controlado por estos (ferreamente incluso) y el alternativo (con fuerte presencia trotskysta, por supuesto).

    ¿No te resulta incluso cachonda la "coincidencia" entre socialdemócratas y "comunistas" (stalinistas reconvertidos)? Desde hace muchos años (desde una reflexión que hice a partir de un artículo sobre el acercamiento del PSFrancés y el PCFrancés), creo que se acercan fácilmente porque ambos comparten unos mismos principios "filosóficos".

    A mí siempre me resulta curioso que en todas estas dinámicas se prima más al discurso teórico-ideológico que al "componente de clase". Me explico: yo sigo siendo muy "materialista", en el sentido de que para mí es extremadamente relevante el carácter objetivo de proletario/asalariado vs. otras clases o grupos sociales. Por tanto, yo creo que el referente que debe primar es el acercamiento, la comprensión, la colaboración, principalmente entre los proletarios. Eso puede clarificar muchas posturas frecuentes en los FSM y manifestaciones similares. Sobre todo a la hora de lo propositivo, de las propuestas generales y concretas que se hagan.

    ¿Significa eso que no debemos debatir e incluso colaborar con los otros grupos sociales AÚN NO-PROLETARIOS? Para nada. Pero hay que comenzar a debelar ciertos mitos. Cito 3 de varios existentes:

    1. El indigenismo, porque los que lo defienden no están hablando de los yanomami, que sí viven una especie de "comunismo primitivo", sino de sociedades jerarquizadas, con división de clases, con explotación, a las que mitifican de manera reaccionaria y sin tener ni puñetera idea de lo que dicen.
    2. Las vías campesinas, las asociaciones de pequeños productores privados), porque eso es una "vuelta atrás". Y las vueltas atrás siempre son reaccionarias, por su propio carácter imposible en el devenir histórico. Creo que tanto frente al socialismo utópico como frente al bakuninismo colectivista, el materialismo histórico ya ha dado argumentos suficientes.
    3. El multiculturalismo y demás sandeces "pseudo-progres". Porque la sociedad comunista tendrá una cultura coherente con su mundo de la producción material. No un pastiche o refrito de diversas culturas coherentes con sociedades en las que hay explotación y opresión. Eso nos evitaría seguir viendo el lamentable espectáculo de izquierdistas defendiendo el velo islámico (símbolo, digan lo que digan esos desconocedores de la historia, antropología y sociología del asunto, de discriminación de la mujer).

    Por último, creo que lo que tenemos que preguntarnos es: ¿y nosotros (tú, yo, los "luxemburguistas") qué hacemos? Pues en mi opinión participar en los movimientos sociales de nuestro entorno. Como un proletario o grupo de proletarios más. En la medida que en cada momento estimemos oportuna. Como hace todo el mundo. Y siempre diciendo lo que pensamos, coincidiendo en lo que podamos, y también aprendiendo de los otros. Porque un "revolucionario" puede "enseñar" muchas cosas a un "reformista". Pero también al revés.

    SALUD


    _________________
    ¡SOCIALISMO O BARBARIE!
    Alternativa Roja y Verde - Los Alternativos
    Democracia Comunista Internacional

    JM Delgado

    Number of posts : 731
    Group : Democracia Comunista Internacional-Organización marxista luxemburguista
    Location : Metalúrgico
    Registration date : 2008-06-20

    retomando el título del hilo

    Post  JM Delgado on Tue Jul 22, 2008 2:00 am

    Alguien escribió que la GLOBALIZACION es la prima insidiosa del IMPERIALISMO. El caso es que a su luz, y a lal libro de negri y Hardt, Imperio, los artículos, monografias, etc., sobre el IMPERIALISMO, están renovando las viejas tesis marxistas, algunas son muy discutibles, otros menos, pero es necesario tomar nota de que el proyecto ALTERGLOBALIZADOR, de los FSM ha sido semiabandonado, y de nuevo una vuelta al "marco estatal de lucha de clases" Además de los tres casos que citas, en mi opinión es una verdadera necesidad desenmascarar cualqueir intento de montar nuevos "antiimperialismos" en plan sincretismos politicos-ideológicos como los que se alimentaron de las tesis de la "teoria de la depèndencia", y muy particularmente las ideologias "comunitaristas" el último invento liberal para soportar y servir de cimientos a toda clase de nacionalismos.

    Al propio tiempo, y en el extremo opuesto, las teorias pro-gloablizadoras como las de Negri, que cree prioritario combatir directamente los estados-nación al tiempo que celebraron el TCUE y empezaron a vender en los circulos autonomos-negristas, LA FLEXISEGURIDAD, con que la que Bruselas ataca de nuevo para debelar lo que queda de derechos laborales.

    Seguirems, esta semana estoy superpillado.

    luxemburguista
    Admin

    Number of posts : 1107
    Group : Alternativa Roja y Verde - Los Alternativos
    Website : http://altermundialistas.wordpress.com/
    Registration date : 2008-04-16

    Re: ¿Antiimperialistas pero NO antimperialismo?

    Post  luxemburguista on Tue Jul 22, 2008 4:00 am

    Ese abandono que mencionas es muy curioso. En mi opinión, podría responder a una especie de frustración al no haber encontrado métodos de lucha mundial acordes con los análisis y propuestas. Algo así como lo que dice el refrán: "las prisas son malas consejeras". Ante la dificultad del reto (luchar en un terreno que es mundial, y por tanto mucho más complejo), se ha buscado un repliegue hacia formas "seguras" de lucha. El problema no creo que sea sólo su inadecuación a la realidad actual, sino que frustran más aún.
    De todas formas, los procesos de luchas, y más si son masivos, presentan siempre avances y retrocesos, momentos álgidos y parones. Es normal. La clave está en que las luchas locales, estatales,... siempre se toparán con esa realidad mundial. Entonces tendrán que dar el salto a ese terreno o "disolverse".

    Creo que debe abandonarse cualquier tentativa de buscar atajos. Eso no significa desentenderse de la realidad cotidiana, abandonarse a una autocomplacencia pseudo-revolucionaria de salón a la espera de que todo el mundo comprenda "la verdad". Pero sí es preciso "tensar los hilos" entre lo concreto y lo global.

    Sobre lo que dices del autonomismo, creo que también es un ejemplo de esto (y de la propia autocomplacencia). Además, aunque yo estime mucho el pensamiento de Hardt y Negri, hay algo fundamental que en mi opinión les queda del bolchevismo (y no sólo a ellos). Es una visión teleológica, determinista de la Historia. Ese error absurdo impregna aún a muchas, demasiadas (la mayoría) tendencias de izquierda (marxistas y no marxistas). En el fondo es un resabio de lo que Stalin y los suyos desarrollaron enormemente: una justificación eterna del presente como paso hacia un futuro cierto, seguro, imposible de no producirse. Por eso ven en cada medida "globalizadora" un paso más hacia el "socialismo", cuando para nada tiene por qué ser así. Es verdad que se fundamentan (y te sacan citas incluso) en toda una serie de planteamientos del propio Marx. Sobre todo en aquello del desarrollo de las fuerzas productivas. En mi muy modesta opinión (porque yo no soy ningún especialista en Marx, no soy "marxólogo"), cuando uno lee ciertos pasajes de don Carlos, uno tiene la sensación de que hay contradicciones, una especie de tensión entre lo que representa el concepto vivo, humano, histórico, de la lucha de clases, y un economicismo determinista bastante cutre e ideológico. A Stalin (y a los bolcheviques en general, pero con menos desarrollo teórico) le sirvió para justificar su régimen: transitaban hacia el comunismo de manera ineludible, hicieran las burradas que hicieran, el destino aseguraba esa sociedad. El problema es que el estigma que los PCs (y en el fondo es la misma concepción del "reformismo" social-¿demócrata?-liberal) han dejado en el proletariado en general y en las organizaciones de izquierda en particular, es enorme. Pero en fin. Quizás sería interesante que algún antropólogo o filósofo analizara las relaciones entre esas visiones teleológicas y las teologías, las religiones.

    Frente a eso la consigna "Socialismo o Barbarie" (Rosa la utilizaba, pero parece que fue Engels el primero en darle el sentido) se hace más necesaria que nunca. No como la usan los trotskystas y otros grupos. Para ellos el capitalismo es la barbarie, y frente a eso se alza forzosamente el socialismo. Deberían releer ciertas cosas (si alguna vez lo hicieron). La barbarie es otra cosa, bien distinta, y poco aconsejable. Ahí es donde está la fuerza de la consigna (cuando se comprende, claro). El capitalismo caerá, sucumbirá como lo han hecho otros sistemas a lo largo de la Historia. Digamos que está en sus "genes", en su propia lógica de desarrollo. ¿Qué vendrá después? Eso es lo que no puede saberse por completo. Sí podemos saber a lo que lleva el capitalismo si sigue su lógica: a otro tipo de sociedad, la Barbarie, que a la inmensa mayoría no le gustará nada (entre otras cosas porque ¿quién quedará?) Es curioso. Ya no están tan de moda como antes (mi generación fue probablemente la que recibió los últimos coletazos si acaso) aquellas novelas (y películas) "futuristas" que nos hablaban de ese tipo de sociedad. De manera literaria, intuitiva, percibían eso mismo que una parte (pequeña, muy pequeña, eso sí) del marxismo (y de otras tendencias) argumentara. La literatura que hay hoy sobre la hecatombe medioambiental sólo continúa aquello en cierta medida. Pero de una forma mucho más pobre y parcial, en consonancia con lo que hemos comentado a veces sobre los planteamientos de los movimientos ecologistas.

    Frente a esa Barbarie, el Socialismo es una opción a realizar, no una seguridad. Es la única opción que le queda a la mayoría (proletaria). Pero tiene que construirla, no viene sóla, mecanicamente.
    Rosa hablaba (y no era ni la primera ni la única) de una especie de "feudalismo". Es curioso. Siempre digo que en Rosa encuentro reflejadas ideas que he ido teniendo, pero con una grado de profundidad que yo difícilmente podría tener. Por eso me reafirmo cada vez que leo o releo algo de ella en mi "luxemburguismo". En este caso me pasa lo mismo. Uno de mis temas "favoritos" en mis estudios históricos (al que más tiempo le he dedicado) es la transición del feudalismo al capitalismo. Cuando lo analizaba (hoy no puedo dedicarle el tiempo que le dedicaba antes), me surgía esa formulación, a un nivel muy primario, de lo que podría venir tras la crisis definitiva del capitalismo (también por los estudios sobre la crisis del 29). Cuando encontré reflejadas esas cuestiones en Rosa, aluciné (en el fondo también por una especie de cuestión de "auctoritas", lo cual no es positivo).

    Si los proletarios queremos evitar la barbarie, no nos queda más remedio que hacer la revolución, que construir el socialismo. En eso está el sentido histórico, lo abierto de la Historia. Porque tiene que ser un proceso basado en la realidad (lejos de utopismos) pero hecho, no que "se" hace. Probablemente haya que rescatar a muchos "humanistas" del marxismo (no me refiero en concreto a la tendencia que comentamos del marxismo-humanista, aunque también). Ellos vislumbraron ese proceso.

    Sobre lo que comentas de las teorías de la dependencia, creo que tenemos que pensar que hay de todo (como en botica). Algunos analistas fueron capaces de comprender los procesos de dominación de las formaciones sociales capitalistas sobre las no-capitalistas de una manera correcta. Porque no olvidaban ni la propia composición clasista de las formaciones capitalistas ni la la de las formaciones no-capitalistas, y analizaban las relaciones entre ellas, muy complejas. Pero es cierto que la mayoría de los grupos de izquierda (nada dados a atender a lo que los analistas decían) vieron como un todo a cada una de las sociedades. De ahí todos esos mitos "patrióticos" que tanto abundan (al menos entre los grupos latinoamericanos, que son los que más conozco, pero creo que entre los africanos es similar). Lo más triste es que no han hecho una reflexión sobre a lo que llevaron esas posiciones. Hoy siguen hablando de las luchas de ¿liberación? nacional, reivindicando a personajes como Ghandi (lo de sus posiciones respecto de los musulmanes y otros sencillamente se oculta), mitificando al Che (yo le reconozco su coherencia a la hora de irse a morir a la selva, pero de sus ¿aportaciones? sólo rescato lo que vió y dejó escrito sobre los "revolucionarios" que conoció en África), y lo peor de todo: planteando que con nacionalizar no se cuantos recursos ya están en el proceso revolucionario (como si no hubiera habido nacionalizaciones antes). Hay quienes incluso reivindican movimientos fascistas como el peronismo, o el populismo chavista,... Penoso, pero es lo que hay.

    Lo del "comunitarismo" sería risible sino fuera por lo que implica. Aparte de su carácter reaccionario (¿se puede "regresar" en el proceso histórico?) hay algo que esos post-modernos (para mí sus líderes son eso, y debería releer a Debord, que planteaba algo bien distinto) que "asusta": ¿No se dan cuenta de que todas esas vueltas a formas "primitivas" no son sino lo que quiere el capital? En unos sitios se manifiesta en lo indigenistas o incluso lo étnico. Aquí en la familia. Pero es la misma bazofia: búscate la vida con tus congéneres ante la ausencia o el retroceso en los mecanismos de garantía social (creados y sostenidos por la sociedad en su conjunto). Es una forma de "individualismo" en el sentido de que responde a la destrucción de lo social. En una sociedad en la que todos y todo está interrelacionado (y a escala mundial) hay que buscar la seguridad en ámbitos restringidos como la familia, el grupo, la "comunidad" (en sentido estrecho). En lugar de luchar por lo que es ya completamente posible, significa replegarse hacia ámbitos del pasado. No se por qué, pero cada vez que escucho esos discursos me acuerdo del "darwinismo social".

    Seguiremos.
    SALUD


    _________________
    ¡SOCIALISMO O BARBARIE!
    Alternativa Roja y Verde - Los Alternativos
    Democracia Comunista Internacional

    JM Delgado

    Number of posts : 731
    Group : Democracia Comunista Internacional-Organización marxista luxemburguista
    Location : Metalúrgico
    Registration date : 2008-06-20

    Re: ¿Antiimperialistas pero NO antimperialismo?

    Post  JM Delgado on Tue Jul 22, 2008 1:10 pm

    Mis intereses, me temo, tienen una dimensión mas táctica, de intervención inmediata, el el sentido siguiente:

    ¿Hay que trabajar en configurar OTRA GLOBALIZACIÓN - alterglobalización - o se trata solo de luchar contra el imperialismo, suponiendo que se trate de nombres distintos para lo mismo?

    ¿Sigue siendo el PLANETA marco de la lucha de clases, como nos descubrió el movimiento antiglobalización, o volvemos en exclusiva a los estados?

    ¿Interesa reactivar y en que sentido y con que exigencias los Foros Sociales, europeos, locales, mundiales?

    ¿Renunciamos a resolver adecuadamente el eslogan PENSAR GLOBALMENTE Y ACTUAR LOCALMENTE?

    ¿Somos o no capaces de ponernos de acuerdos los luxemburguistas y formular con claridad un programa de intervención PLANETARIO, mas allá de el tipico vago "internacionalismo" de siempre que a nada compromete y se limita a sublimar el quehacer diario de cada cual según posibilidades, espero que se me entienda.

    Seguiremos, y no conviene subestimar el "comunitarismo" es el sustrato comúna indigenismos, nacionalismos, tribus urbanas, comunidades cristianas de base, "naciones" gays, etc.

    luxemburguista
    Admin

    Number of posts : 1107
    Group : Alternativa Roja y Verde - Los Alternativos
    Website : http://altermundialistas.wordpress.com/
    Registration date : 2008-04-16

    Re: ¿Antiimperialistas pero NO antimperialismo?

    Post  luxemburguista on Tue Jul 22, 2008 1:52 pm

    De manera breve:

    ¿Hay que trabajar en configurar OTRA GLOBALIZACIÓN - alterglobalización - o se trata solo de luchar contra el imperialismo, suponiendo que se trate de nombres distintos para lo mismo?

    Sí. No sólo porque queramos, sino porque no hay otro remedio. Aprendiendo de lo que se ha hecho, de sus aciertos y errores. Y comenzando por lo que tú denominas "programa democrático-radical", sin concesiones al modelo bolchevique de "derechos burgueses conseguidos por proletarios".

    ¿Sigue siendo el PLANETA marco de la lucha de clases, como nos descubrió el movimiento antiglobalización, o volvemos en exclusiva a los estados?

    Como nos repleguemos, evidenciaremos no haber extraido conclusiones válidas de los últimos años. E iremos dando palos de ciego en un terreno que se extingue bajo nuestros pies.

    ¿Interesa reactivar y en que sentido y con que exigencias los Foros Sociales, europeos, locales, mundiales?

    Depende. Caer en el fetichismo organizativo nunca es conveniente. Porque se confunde el medio con el fin, idolatrando a un tipo de organización. De eso ya hemos tenido bastante con el culto a El Partido.
    Los Foros que existen están ahí. Los que han dejado de estar, será por algo. Los mecanismos concretos de coordinación o colaboración habrá que experimentarlos. Ni se puede rechazar el sistema de foros porque algunos hayan fallado, ni se puede desenterrar cadáveres.
    Si planteamos casos concretos, por ejemplo el FSS, se podría ver cómo mejorarlos (todo es siempre mejorable).
    De todas formas creo que a esa pregunta puede que contesten las movilizaciones que se están produciendo y se producirán. No me refiero sólo a las europeas, sino a las que se están produciendo por hambre en todo el Planeta.
    Quizás desde nuestra perspectiva sea preferible potenciar unos determinados modos de funcionar (basados sobre todo en la democracia radical y en la auto-emancipación) en todo tipo de organización, más que un tipo concreto de organización.

    ¿Renunciamos a resolver adecuadamente el eslogan PENSAR GLOBALMENTE Y ACTUAR LOCALMENTE?

    No podemos. Pero está claro que para nada ha sido resuelto. Igual que pasa con el multiculturalismo, ese slogan ha sido al final el pretexto para fomentar los localismos y luego "regodearse" en las reuniones "globales" de la cantidad de movimientos deslabazados e inoperantes que por ahí había. En plan festival de las culturas, pero con movimientos de lucha.
    Que todo tenga que hacerse desde la base no significa que todo se quede en la base. Porque entonces se podrá pensar mucho, pero no hay correlación entre pensamiento y acción. Como decía no hace mucho, "actuar” depende de la sociedad en la que uno vive. Si la sociedad es mundial, habrá que actuar en consecuencia. En mi opinión eso pasa en primer lugar por la eliminación de la autosatisfacción que invade a muchos movimientos locales cuando creen haber conseguido algo. Cada conquista, si es que lo es de verdad, debe tender a más, y en ese más también está el fuera de lo local. Además, hay que formular propuestas concretas que apunten más alto, sin caer en la autocomplacencia pseudorevolucionaria de la que hablaba antes.

    Somos o no capaces de ponernos de acuerdos los luxemburguistas y formular con claridad un programa de intervención PLANETARIO, mas allá de el tipico vago "internacionalismo" de siempre que a nada compromete y se limita a sublimar el quehacer diario de cada cual según posibilidades, espero que se me entienda.

    Habrá que verlo. En el debate sobre la campaña sobre las migraciones ya di mi opinón sobre esto. Yo creo que hay que plantear alternativas reales. No sólo decir que cuando se haga la revolución todo se arreglará. Esa es la autocomplacencia, y para eso con hacernos de la antigua FAI tendríamos de sobra.
    Hay que plantear lo que sabemos ahora mismo posible. Sin concesiones pactistas. Lo que queremos y sabemos que se puede hacer. Si termina siendo una concesión o tenemos que hacerlo nosotros (me refiero a todos los proletarios) ya se verá. Por eso podemos plantear desde la eliminación de las fronteras o los ejércitos hasta la subida del SMI, la gratuidad de los transportes o la primacía de las energías renovables. No estamos hablando de cosas que necesiten una sociedad socialista consolidada, sino de cosas que son plenamente factibles. Nos responderán: pero eso pondría en solfa al sistema capitalista, que además con la crisis no puede hacer esas concesiones. La respuesta debe ser clara: ese no es el problema del proletariado.
    Por eso te decía que hay que comenzar por ese programa democrático-radical. Porque puede englobar las aspiraciones concretas de todos los proletarios. Y nos puede "unir" en una lucha global.

    SALUD


    _________________
    ¡SOCIALISMO O BARBARIE!
    Alternativa Roja y Verde - Los Alternativos
    Democracia Comunista Internacional

    Sponsored content

    Re: ¿Antiimperialistas pero NO antimperialismo?

    Post  Sponsored content Today at 8:56 pm


      Current date/time is Wed Dec 07, 2016 8:56 pm