International Luxemburgist Forum - Foro Luxemburguista Internacional - Forum Luxemburgiste Intl

Forum for those in general agreement with the ideas of Rosa Luxemburg.
Foro para aquellos que tienen un acuerdo general con las ideas de Rosa Luxemburgo.
Forum pour ceux qui ont un accord général avec les idées de Rosa Luxembourg.

Translations

Log in

I forgot my password

Navigation

Latest topics

» Critique Sociale
Mon Sep 05, 2016 11:54 am by Atreides

» QUÉ HACER ANTE UN CUERPO SOCIAL EN DESCOMPOSICIÓN
Thu Sep 01, 2016 11:35 am by francisc

» EL BREXIT EL AUTO GOLPE Y EL YIHADISMO
Mon Aug 01, 2016 11:25 am by francisc

» ¿PUCHERAZO?
Tue Jun 28, 2016 9:45 am by francisc

» 18 de Junio: MANIFESTACIÓN EN DEFENSA DE LO PÚBLICO
Mon Jun 06, 2016 11:42 am by luxemburguista

» Contre la "loi travail", passons à la vitesse supérieure !
Wed Mar 30, 2016 6:03 am by Atreides

» Reunion Publique du CCI
Tue Jan 05, 2016 3:00 pm by rubion

» EL CONTEXTO PRESENTE Y FUTURO DE CATALUNYA DEBE DE BASARSE EN LOS CIUDADANOS Y NO EN PACTOS
Tue Jan 05, 2016 10:05 am by francisc

» LA ENCRUCIJADA SIRIA
Sat Jan 02, 2016 11:25 am by francisc

Who is online?

In total there is 1 user online :: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest :: 1 Bot

None


[ View the whole list ]


Most users ever online was 368 on Sun Feb 19, 2012 3:15 am

Statistics

Our users have posted a total of 4399 messages in 1407 subjects

We have 189 registered users

The newest registered user is sebastianIII


    PROPUESTA PARA UNA MOVILIZACIÓN GENERAL DEL MUNDO RURAL

    Share

    luxemburguista
    Admin

    Number of posts : 1107
    Group : Alternativa Roja y Verde - Los Alternativos
    Website : http://altermundialistas.wordpress.com/
    Registration date : 2008-04-16

    PROPUESTA PARA UNA MOVILIZACIÓN GENERAL DEL MUNDO RURAL

    Post  luxemburguista on Sat Dec 07, 2013 3:33 am

    ¡POR UN MUNDO RURAL VERDADERAMENTE VIVO!
    ¡ORGANICÉMONOS PARA LUCHAR!

    La crisis ataca a nuestros pueblos.

    En el obligado camino hacia el subdesarrollo en el que se ha convertido el día a día de nuestra sociedad, los pueblos grandes y pequeños, sus gentes, sus entornos, sus bienes y sus culturas, están siendo especialmente maltratados por los intereses de los poderosos. Utilizan la crisis, el miedo y la coacción como herramientas, y la autoridad del Estado como ejecutor. El capital sigue su lógica de acumulación y acaparamiento. Y nosotras, el mundo rural, estamos en su camino. Aquí y ahora ésta es nuestra realidad.

    Vuelta atrás en el tiempo: emigrar o tragar.

    El municipalismo, en su parte democrática y autogestionaria, se enfrenta a su extinción, absorbido por la centralidad del Estado, la cual decreta que deben limitarse nuestros derechos por un descuadre general en sus “cuentas”, según nos dicen los mentirosos que gobiernan. Y así nos enfrentamos a un mundo rural con pocos o ningún servicio básico, sin trabajo decente, privatizado, contaminado, en pocas manos y sin esperanza. Nos quieren conducir hacia un mundo rural al estilo de los años 50, pero ahora mucho más envenenado y deshumanizado, donde la opción, como en aquel entonces, es emigrar o soportar lo insoportable.

    Necesitamos unirnos en la lucha.

    Los conflictos concretos de algunos territorios y los ataques generales a toda una sociedad deben tener una respuesta común. Ahora más que nunca es necesaria conciencia y solidaridad entre comarcas, pueblos y ciudades del campo. Debemos generar un marco donde todas las luchas se conviertan en una sola voz.

    Comencemos a organizarnos desde los pueblos grandes y pequeños contra todas las agresiones directas o indirectas que estamos sufriendo los entornos y sociedades rurales por parte de los intereses del capital y sus socios, los gobiernos de turno. ¡Movilicémonos por nuestras formas de vida, por un futuro limpio y digno! No esperemos instrucciones de agentes interesados. Organicémonos junto a nuestra gente y luchemos. No estamos solas.

    ¿Qué podemos hacer ahora?

    Desde un rincón de La Mancha convocamos a las gentes del campo y de todos los municipios a construir una jornada de movilización general descentralizada y autónoma. Planteamos salir a las calles y plazas de nuestros pueblos, junto con nuestras vecinas y vecinos, para dejar claro que nuestras vidas, nuestros planes y proyectos, aquí, en las zonas rurales, no pueden ser tratados como un elemento a suprimir por los intereses depredadores de unos pocos.

    Hace un año ya se consiguió.

    Se debe y se puede hacer. Hace ya casi un año, el 2 de Diciembre de 2012 (2D), cerca de una treintena de municipios de Castilla-La Mancha salimos a nuestras calles y plazas. Con una organización espontánea y autónoma, independiente entre sí, pero con una sola voz. Este ejemplo sin precedentes en estas tierras no pudo tener continuidad por la obstrucción de esos grupos que continuamente tienden a encauzar, a confiscar y privatizar la movilización social por sus intereses particulares. Pero habiendo aprendido colectivamente durante este tiempo cuál es el camino y los compañeros de viaje con los que queremos caminar, lo volvemos a intentar con vocación de continuidad.

    El mundo rural es un eslabón débil en la cadena de poder. Pero a la vez es fundamental para la supervivencia y sostenibilidad de las sociedades. Ésta es nuestra fuerza. No somos el problema. Somos parte fundamental de la solución.

    Concretando nuestras razones.

    Como hemos expuesto antes de forma resumida, son muchas las razones particulares y generales por las que entendemos que el mundo rural está siendo conducido a un callejón sin salida. A continuación las explicamos:

    La Ley Montoro: la soberanía local se extingue.

    De llevarse a cabo, será la puntilla a nuestra ya precaria situación. La “Ley de racionalización y sostenibilidad de la administración local”, o “Ley Montoro”, pretende, entre otras lindezas, vaciar de competencias a los municipios de menos de 20.000 habitantes, ¡el 95% de nuestras entidades municipales! Las Diputaciones Provinciales (esos antros anti-democráticos para refugio de parásitos) pasarían a gestionar los servicios y bienes de estos pueblos, pudiendo agruparlos en paquetes fácilmente privatizables, desde el punto de vista de la rentabilidad monetaria; o, simplemente, quitando dichos servicios por no ser rentables desde el mismo punto de vista.

    Además, la reforma puede llegar a afectar a 3 millones y medio de hectáreas de tierras comunales, el 8% de la superficie estatal total, que pasarían a ser gestionadas desde instancias mas alejadas. Las juntas vecinales han sido un ejemplo de gestión ciudadana directa durante décadas. Pero quieren hacerlas desaparecer.

    Más de un millar de mancomunidades que prestan servicios también sufrirían el impacto, tanto en esos servicios como en los empleos destinados a darlos. Se estima que se perderían (además de los que ya se han perdido) entre 30.000 y 70.000 empleos de empleados municipales solamente en todo lo que tiene que ver con la teleasistencia, la ayuda a domicilio, los mayores, la igualdad, la integración de inmigrantes, juventud, infancia, etc. Con la consiguiente degradación social y económica de cada localidad.

    Un Mundo Rural sin servicios públicos.

    A todo esto, que aún está por venir si no hacemos nada para impedirlo, hay que sumarle la constante degradación de la educación y la sanidad públicas en nuestros pueblos. Está siendo una constante el despido de docentes y la amortización de personal sanitario. De forma paralela se produce un aumento en la externalización de servicios, consultorías y asistencias hacia el sector privado. Para esas empresas sí hay dinero.

    El recorte en las partidas educativas y sanitarias también han supuesto la pérdida de la tarjeta sanitaria para unas 800.000 personas, el hacinamiento de alumnos en las aulas y el cierre de colegios, el aumento de las listas de espera, el cierre o la limitación de las urgencias, el repago en los servicios sociales por su privatización, o su desaparición directa en muchos municipios.

    Atacan nuestro medioambiente, nuestra salud, y nuestras formas de vida.

    El interés del capital corporativo por los recursos naturales del medio rural siempre ha supuesto mayores perjuicios que beneficios para sus habitantes y el entorno. Nuestra dependencia de la tierra, los bosques y las aguas limpias para desarrollar nuestras actividades, exige que no podamos permitir más expolios y agresiones. A la ya larga lista de irracionalidades cometidas en el campo en nombre del mal llamado progreso (térmicas, cementeras, químicas, urbanismo deforestador, nucleares…), ahora hay que sumarle el interés de las empresas energéticas por nuestros subsuelos. El fracking o fractura hidráulica es la mayor amenaza a la que nos enfrentamos en una gran parte de los territorios rurales del estado. El agotamiento y contaminación del agua y la tierra, la deforestación, los daños a nuestra salud y a nuestros productos, e incluso a la estabilidad tectónica, serán las consecuencias irreversibles que viviremos si no frenamos estos proyectos.

    El progreso ha utilizado la amplitud rural para extraer, transformar y amontonar lo que resultaba peligroso. Somos la cloaca del progreso, el último vertedero de los residuos de un sistema que con el fin de maximizar el beneficio económico de unos pocos provoca el sufrimiento de muchos. El ejemplo más claro lo tenemos en el próximo basurero nuclear (eufemísticamente llamado Almacén Temporal Centralizado, ATC) en Villar de Cañas (Cuenca). El control centralizado de la producción energética por parte de las corporaciones del sector está casi siempre detrás de estas agresiones, medioambientales y sociales, que cuentan con la protección de los políticos de turno.

    La biodiversidad, verdadero tesoro de este mundo y garantía natural para la conservación de los ecosistemas, no ha hecho más que reducirse progresivamente a medida que el progreso nos ha invadido.

    Sin trabajo digno: paro y miseria.

    El trabajo, endémicamente precario en el mundo rural, incrementa su escasez y su inestabilidad con la excusa de esta estafa que llaman crisis. Se han perdido y se pierden miles de empleos tanto en la administración como en el sector privado. El retraso o impago de nóminas se extiende, y la quiebra de pequeñas empresas no cesa. Esta situación es aprovechada por numerosos explotadores que recurren a la coacción y la amenaza para degradar aún más los ya escasos derechos laborales. Al capitalismo siempre le ha venido bien el paro.

    Con este panorama, las economías locales se enfrentan a un desgaste constante; los trabajadores autónomos se ahogan mientras esperan la prometida actividad; y el pequeño comercio desaparece lastrado por la pérdida de capacidad de consumo que suponen el desempleo y la precariedad. La reducción de las prestaciones por desempleo tampoco ayuda. Los peones agrarios, dependientes de la temporalidad, precarios por definición, ven como se reducen sus jornales pese a la dureza de su labor. Y se da la odiosa situación de que, aunque trabajen, se encuentran en una situación cercana a la pobreza. Si el trabajo no te da libertad, entonces eres esclavo. La pobreza se instala en nuestros pueblos y las instituciones cierran los ojos, mientras nativos y forasteros hacen sus “compras” en la basura.

    Al capitalismo le interesa el desempleo. Le interesa que estemos desesperados para que aceptemos cualquier condición laboral. Tenemos que romper nuestra dependencia, casi malsana, por la empleabilidad. Hay que tomar el camino de los derechos, imponiendo el reparto del trabajo y de la riqueza, a través de la reducción de la jornada laboral hasta acabar con el paro, y de la renta básica de las iguales. No supliquemos más empleo, exijamos derechos.

    El mercado destroza el campo.

    La agricultura y la ganadería, sectores fundamentales para la supervivencia de las zonas rurales, ligadas desde siempre a la tierra, se han convertido en una máquina productivista al servicio del mercado, siguiendo sus reglas: crecer en tamaño y cantidad – sólo los grandes sobreviven – para seguir acumulando. Esta carrera fratricida está empujando a los pequeños productores a desaparecer y a los recursos a agotarse. Ejemplos son la sobreexplotación de acuíferos o la contaminación de la tierra y el agua por los fitosanitarios y fertilizantes. La industria agroalimentaria es la palanca utilizada por el mercado para transformar el campo a sus intereses.

    La figura del terrateniente sigue tan presente como siempre, por más que cambien sus formas concretas. En las últimas décadas ha ido disminuyendo el número de explotaciones agropecuarias. Menos explotaciones, pero con mucha más tierra concentrada en muy pocas manos. Se observa también que han aumentado el número de sociedades mercantiles no cooperativas y el porcentaje de tierra que poseen. Estos hechos, junto con el aumento del precio del suelo agrícola, explican la mercantilización de la tierra, promovida por las políticas agrarias actuales que están en la base de la desigualdad en el medio rural. Mientras, crece el número de jornaleros sin empleo y sin tierra.  

    La sociedad rural desorientada.

    Los valores positivos de la cultura rural: la solidaridad, la paciencia, la relación con el medio natural,… están siendo sustituidos por las reglas del capitalismo: la competitividad, la inmediatez, la ambición, la servidumbre,… Nuestra identidad rural se diluye entre el miedo y la codicia.

    Por suerte, una nueva generación ciudadana comprometida con el cambio puede y quiere hacerse cargo de recuperar y extender esos valores positivos. Gentes venidas de la ciudad e hijas de los pueblos han apostado por esta forma de vida, por la vida en el campo, y se resisten a las normas del capital. Una nueva sociedad rural quiere emerger integrando la agroecología como su medio de vida. Y la mujer toma la iniciativa, resarciéndose del maltrato que históricamente las sociedades rurales, eminentemente patriarcales, cometieron con ellas. Esta nueva oportunidad, estos nuevos proyectos de vida, no debe ponerse en riesgo por todos los problemas, agresiones y agravios que hemos enumerado.

    Dilapidando nuestro pasado.

    El patrimonio histórico y cultural de nuestras tierras esta más amenazado que nunca. Nuestros parques arqueológicos, nuestros monumentos históricos, nuestros museos, los proyectos de investigación en estos campos y el arte en su diversidad de formas, se enfrentan al abandono en unos casos o al mercantilismo en otros, cerrando la puerta al acceso universal a la cultura y al arte para todas las gentes. La administración se quiere desprender de la responsabilidad de velar por estos espacios y proyectos fundamentales: los considera algo secundario y vuelve a utilizar la crisis-estafa para justificar estas decisiones.

    Un Estado represor.

    Nos dan igual las excusas que utilicen: este Estado ha fracasado en su supuesta obligación de velar por el bien común. Sus instituciones y sus representantes han mostrado su total incompetencia al no haber sido capaces de alcanzar el objetivo de justicia y libertad universal, características principales de una verdadera democracia y motivo por el cual nos decían que fue creado este Estado. Ahora todas sus mentiras se hacen evidentes: siempre fue SU Estado, el de los poderosos, su herramienta para garantizar sus intereses y privilegios.

    La ciudadanía tiene el deber de forzar la marcha de quienes han fracasado, para poder cambiar las reglas del juego. Todos ellos deben marcharse. Afirmamos con rotundidad que esto no es una democracia. Durante todos estos años la ciudadanía se ha dirigido al poder para mostrar su rechazo a infinidad de agravios y nos hemos encontrado con la total indiferencia. Al poder nuestras quejas no les importan: tienen su propio plan y además nos criminalizan, amenazan y reprimen. Por eso, ya no queremos pedirles nada. Queremos echarlos a todos.  

    ¿Qué podemos hacer?

    Debemos tomar conciencia de cuál es la situación a la que nuestras vidas se enfrentan. Y, a partir de ahí, sin ninguna duda, es necesario estar unidos, que, a diferencia de estar juntos, conlleva un grado superior de compromiso y solidaridad. Debemos superar a través del aprendizaje colectivo las formas limitadas que nos han impuesto de hacer política, así como la representatividad institucional. Debemos conquistar la autonomía en nuestras decisiones. Es la movilización hombro con hombro la que ayuda a crear esa alternativa. Las movilizaciones unitarias y todas las actividades que las rodean son fundamentales: no para pedir al poder, sino para generar conciencia colectiva, para sentirnos acompañados, para aprender, y sobre todo para sentir la fuerza que tenemos para imponer un cambio: para empoderarnos.

    Cada territorio debe manifestar sus conflictos particulares, en cada municipio. Pero su resonancia será con una sola voz fuerte si somos capaces de compartir el proceso de lucha. Desde esta unidad surgen las ideas, las propuestas y las alternativas y, sobre todo, las formas de llevarlas a cabo. Nuestro propósito con esta propuesta es ayudar a crear esas condiciones que entendemos fundamentales para la transformación radical de nuestra sociedad.

    ¿Cómo podemos hacerlo?

    Entendemos que esta movilización, siguiendo el ejemplo del 2-D, debe ser global pero descentralizada: en todos los sitios posibles al mismo tiempo. Hay que romper con la idea de centralidad, y dificultar el control estatal por la misma multiplicidad de la movilización. Por eso cuestionamos las movilizaciones que se están desarrollando por parte de muchas plataformas en defensa del mundo rural. Pero que están manifestándose ¡en Madrid! Esa estrategia es errónea, porque supone de nuevo suplicar al poder.

    Las iniciativas deben surgir autónomamente desde todo tipo de colectivos de base, asociaciones o personas individuales, en cada pueblo, ciudad o aldea. No necesitamos comités centrales o grandes corporaciones falsamente representativas que secuestren las luchas para acabar diluyéndolas por intereses particulares ajenos a nuestro objetivo común. En ese sentido queremos dejar clara nuestra propia posición: somos quienes somos, una organización política. Y lanzamos esta propuesta abiertamente y sin escondernos, porque vemos que ninguna otra entidad ha continuado la labor iniciada con el proceso del 2D. Pero no seremos nosotros quienes instrumentalicemos, organicemos, dirijamos, ni nada por el estilo. Trabajaremos como lo hemos hecho desde que nos constituimos en el estado español: como miembros de colectivos amplios y unitarios que luchan.

    Animamos también a las gentes de las capitales de provincia a tomar la iniciativa y movilizarse en dichas ciudades. Porque muchas de ellas tienen más que ver con el mundo rural de lo que podría pensarse a priori. Y porque el futuro del mundo rural es garantía de su propio futuro.

    Creemos que lo primero es extender y debatir esta propuesta. Con la idea de establecer un calendario con un día concreto que nos sirva de referente para organizarnos. Evidentemente, esa fecha es algo que deberá ser decidido por quienes se impliquen en este proceso. Tenemos que tener presente que lo importante es irnos uniendo, vinculando, en el máximo número posible de localidades. No es cuestión de números ni de fotos en la prensa.

    Para desarrollar este proceso entendemos que podemos construir un blog, gestionado de forma colectiva, en el que se vayan difundiendo las iniciativas para esta lucha. Y usar también las redes sociales.

    Vamos a difundir esta propuesta abierta entre muchos colectivos con los que tenemos contacto. A partir de las respuestas recibidas nos iremos organizando. Quienes lean esto y estén interesados en participar, pueden escribir al correo electrónico específico que se ha creado, y que también será gestionado de manera colectiva y descentralizada: movilizaciondelmundorural@gmail.com Debe indicarse el nombre de la persona de contacto, el/los colectivos que quieren participar en el proceso, y la localidad o comarca en la que se desarrolla su actividad. El 9 de Diciembre de 2013, con quienes lo deseen, comenzaremos a trabajar.
    24 de Noviembre de 2013.
    Alternativa Roja y Verde – Los Alternativos
    Colectivo autogestionario, ecologista, solidario y feminista.
    http://altermundialistas.wordpress.com/2013/11/24/por-un-mundo-rural-verdaderamente-vivo-organicemonos-para-luchar/
    SALUD


    _________________
    ¡SOCIALISMO O BARBARIE!
    Alternativa Roja y Verde - Los Alternativos
    Democracia Comunista Internacional

      Current date/time is Sat Dec 10, 2016 1:45 am