International Luxemburgist Forum - Foro Luxemburguista Internacional - Forum Luxemburgiste Intl

Forum for those in general agreement with the ideas of Rosa Luxemburg.
Foro para aquellos que tienen un acuerdo general con las ideas de Rosa Luxemburgo.
Forum pour ceux qui ont un accord général avec les idées de Rosa Luxembourg.

Translations

Log in

I forgot my password

Navigation

Latest topics

» Critique Sociale
Mon Sep 05, 2016 11:54 am by Atreides

» QUÉ HACER ANTE UN CUERPO SOCIAL EN DESCOMPOSICIÓN
Thu Sep 01, 2016 11:35 am by francisc

» EL BREXIT EL AUTO GOLPE Y EL YIHADISMO
Mon Aug 01, 2016 11:25 am by francisc

» ¿PUCHERAZO?
Tue Jun 28, 2016 9:45 am by francisc

» 18 de Junio: MANIFESTACIÓN EN DEFENSA DE LO PÚBLICO
Mon Jun 06, 2016 11:42 am by luxemburguista

» Contre la "loi travail", passons à la vitesse supérieure !
Wed Mar 30, 2016 6:03 am by Atreides

» Reunion Publique du CCI
Tue Jan 05, 2016 3:00 pm by rubion

» EL CONTEXTO PRESENTE Y FUTURO DE CATALUNYA DEBE DE BASARSE EN LOS CIUDADANOS Y NO EN PACTOS
Tue Jan 05, 2016 10:05 am by francisc

» LA ENCRUCIJADA SIRIA
Sat Jan 02, 2016 11:25 am by francisc

Who is online?

In total there are 4 users online :: 0 Registered, 0 Hidden and 4 Guests :: 1 Bot

None


[ View the whole list ]


Most users ever online was 368 on Sun Feb 19, 2012 3:15 am

Statistics

Our users have posted a total of 4399 messages in 1407 subjects

We have 189 registered users

The newest registered user is sebastianIII


    Loren Goldner : un luxemburguista devant l'impérialisme

    Share

    JM Delgado

    Number of posts : 731
    Group : Democracia Comunista Internacional-Organización marxista luxemburguista
    Location : Metalúrgico
    Registration date : 2008-06-20

    Loren Goldner : un luxemburguista devant l'impérialisme

    Post  JM Delgado on Sat Sep 05, 2009 6:16 am

    Impérialisme, « anti-impérialisme », et pertinence actuelle de Rosa Luxembourg
    http://www.mondialisme.org/spip.php?article1198

    La notion d’impérialisme est-elle « ringarde » ?
    http://www.mondialisme.org/spip.php?article1191
    (traducción al español de machine)


    Loren Goldner: ¿La noción de imperialismo es "hortera"?
    By yvescoleman50

    Ni patria, ni fronteras
    En esta obra (1) empleo frecuentemente el término de ’ "imperialismo", en el sentido que lo escribía Rosa Luxemburg, autora que subrayaba la permanencia de la acumulación primitiva del capitalismo. Según algunos de mis críticos, este término estaría sobrepasado hoy, incluso trasnochado, porque recordaría demasiado la concepción que tenía Lenin de las rivalidades interimperialistas. Habría que pues confinar este concepto al desecho de las ideologías gastadas.
    Diferentes formulaciones recientes procuran rechazar en bloque la noción de imperialismo, juzgada automáticamente "leninista". Para designar el triunfo del « consenso de Washington » que consagra la dominación mundial de los Estados Unidos evocan un “ultraimperialismo” en Kautsky » o sea un vago "Empire " (Negri y Hardt) que sería omnipresente, teniendo ni nombre ni cara concreta. Estoy en desacuerdo total con estos enfoques diferentes
    Es exacto que, después de 1945, los Estados Unidos consiguieron neutralizar Europa y Japón, sus rivales imperialistas durante todo un período, y que no salimos todavía completamente de esta época (2). ¿Pero la rivalidad soviéto-americana del 1945 al 1991 no era una lucha entre dos tipos de imperialismo? ¿la URSS, quién controló sistemáticamente la Europa del este a través de Comecon, no era un poder imperialista?
    Debemos empujar nuestra interrogación más lejos: ¿qué es exactamente el imperialismo?
    En el debate entre Lenin y Rosa Luxembourg (sostengo la posición del segundo), es el "mecanismo" esencial del sistema (3) que diferencia sus explicaciones: para Lenin, la exportación de los capitales; para Luxemburgo, la permanencia de la acumulación primitiva (es decir la ausencia de intercambio equivalentes con las poblaciones fuera de las relaciones inmediatas Capital-proletariado).
    Es verdad que, para Rosa, la acumulación primitiva caracteriza el capitalismo, y no simplemente el imperialismo (no disgustaré a los trotskistas que utilizan estos términos de modo intercambiable y sin razón, según creo). ¿Pero aquello quiénes quieren rechazar o enmendar seriamente el concepto del imperialismo creen verdaderamente que la relación entre los Estados Unidos y la América latina (comenzando con México y la América central) no es imperialista? ¿Y qué piensan en la relación de América con África, en la nueva avalancha hacia las materias primas, comenzando con el petróleo? ¿Qué opinan los informes de los Estados Unidos con la China y la India (quiénes serán pronto unos rivales serios) y con Asia?
    Los Estados Unidos mantienen una burbuja enorme financiera y ficticia: entre 12 y 13 000 mil millones de dólares son poseídos en el extranjero, principalmente en los Bancos centrales. ¿Tal situación no constituye un ejemplo flagrante de ’ «ausencia de intercambio equivalentes» con, por ejemplo, potencias del Asia oriental? Estas últimas producen, América consume, y, en cambio, reciben toneladas de billetes verdes cuyo valor no deja de depreciarse incluyendo los que que almacenan en sus bancos centrales.
    ¡Como lo subraya Michael Hudson en una entrevista aparecida en el número de septiembre de 2008 de Counterpunch, el reflotamiento, por el gobierno Bush, de Freddie Mac y Fannie Mae (las dos principales organizaciones de refinanciación hipotecaria en los Estados Unidos que son de estatuto privado pero ejercen – parece – « misiones de servicio público »! NdE) es directamente determinado por el hecho que las principales economías asiáticas poseen una parte enorme de su deuda. La agresividad de la política exterior y el desarrollo formidable del arsenal militar de los Estados Unidos tienen como función, entre otros(as), de obligar el resto del mundo que conserva " el marco-dólar ".
    ¿Y este marco-dólar no es imperialista?
    ¿En caso de que, y en el momento en el que estas potencias asiáticas decidirían que ya era suficiente – y esta pregunta es ampliamente discutida, off the récord generalmente, en Asia (4) – no decidirán reducir sus pérdidas y reorganizar ellas sus relaciones regionales con el fin de tardar un plazo en su explotación por los Estados Unidos?
    Todo lo que hacen los Estados Unidos en Asia oriental, comenzando con el modo en el que manipulan la pregunta coreana y potencialmente explosiva, toda su estrategia, pues, pretende mantener un desequilibrio permanente para impedir tal evolución.
    ¿La relación que mantiene Japón con el resto del Asia, particularmente el Asia del Sudeste, no es imperialista? ¿El hecho que existan 4 000 empresas coreanas en China no es imperialista? ¿La dominación cada vez más fuerte de Alemania en Europa del este no es imperialista? Muchas empresas alemanas deslocalizan en Polonia, en la República checa, etc. pero no veo muchas empresas polacas y checas invertir en Alemania.
    Observamos migraciones macivas de trabajadores, a menudo jóvenes e instruidos, de la Europa del este hacia la Europa occidental. Sin hablar de las migraciones de mano de obra del mundo no occidental en su conjunto hacia los países occidentales. ¿No corresponde todo esto a «ausencia de intercambio equivalentes» de quien hablaba Rosa Luxembourg? No veo a muchos trabajadores estadounidenses buscar trabajo en América latina.
    ¿Por cierto, Japón y Alemania, ambos principales potencias occidentales después de los Estados Unidos, todavía encorvan la espalda delante de la hegemonía de los Estados Unidos pero los escépticos cree que esta situación es eterna (5)? Ellos podrían objetarme que el espectro periódico de Rapallo (el de una aproximación germano-rusa, como en 1922) sirve sobre todo de espantajo en materia de política interior en estos dos países, pero la nueva extrema-derecha (6) rusa no comparte ciertamente esta opinión, y tiene en lo sucesivo la oreja del poder – a mi parecer, ya goza de eso desde un cierto tiempo.
    ¿Yugoslavia mostró ciertamente la impotencia política y militar de Europa, pero una fracción de la burguesía europea no tomó buena nota de esta debilidad? ¿No está adoptando medidas para remediarlo – por cierto de modo muy lento? No se trata absolutamente de una pregunta académica, como lo demuestra el ajedrez reciente de los referéndums sobre el Tratado constitucional europeo en Francia, en los Países Bajos y en Irlanda.
    Me objetaron que las rivalidades interimperialistas antaño fueron principalmente animadas por los países capitalistas que se habían desarrollado tarde (Alemania, Italia y Japón). Tal observación me parece ignorar magníficamente las rivalidades entre el imperialismo más antiguo (británico, francés, belga, neerlandés y portugués), pero se aplica ciertamente a la situación actual. ¿Qué la China hoy, si no un poder capitalista cuyo desarrollo es tardío y que tiene todo interés que vuelve a poner en causa el statu quo internacional a favor de los Estados Unidos?
    Me permitiré citar un ejemplo muy reciente (septiembre de 2008). El fondo poderoso y soberano de la China popular acaba de atraer Costa Rica en su bolsa, alejándola así de su alianza precedente y comercial con Taiwan, e interviniendo pues en el patinillo de los Estados Unidos.
    Es exacto que el orden mundial dominado por los Estados Unidos, e institucionalizado en los acuerdos de Bretton Woods en 1944, reemplazó el modelo del imperialismo teorizado por Lenin en 1915 (modelo ya erróneo a la época). Pero la situación está lejos de ser tan fluida y homogénea como querrían creérse los partidarios de un "ultraimperialismo" a lo Kautsky. Tal concepción olvida demasiado rápido las negociaciones amistosas y la cooperación entre los Estados Unidos, Gran Bretaña y la Alemania (hitleriana) que se celebraron, entre cócteles y partidas del tenis, sobre el Banco de Pago Internacionales de Basilea, (Bank for International Settlements BIS) en el curso de la Segunda Guerra mundial. ¿Hasta 1943 (hasta Stalingrado) todas las potencias occidentales aceptaron que el Reichsmark fuera la moneda de reserva del mundo después de fin de la guerra (¿por qué dejar una pequeña y simple guerra mundial interfiera con la arquitectura monetaria internacional?) Después de 1943, el consenso se desplazó hacia la adopción de un sistema fundado sobre el dólar y la libra que triunfó en Bretton Woods (7).
    Después de 1945, si se olvida, para el tiempo, la rivalidad américano-soviética, es exacto que el orden internacional puso en el segundo plano las rivalidades interimperialistas entre los tres principales centros capitalistas que son la América del Norte, Europa y el Asia oriental (primero Japón, luego Corea y finalmente Taiwan). La lucha entre el diferente imperialismo se transformó en una sucesión de guerras por poder en el tercer mundo (Cool. Después de 1945, no solo año no fluyó sin que estalle un conflicto en alguna parte; se trataba más a menudo de guerras por poder entre los dos principales bloques. Entre 1945 y principios de los años 1990, más personas encontraron la muerte durante estos conflictos que durante la Segunda Guerra mundial. Al principio de los años 1990, las guerras en el sur de África (*), que implicaron nueve países, a ellas únicas, están matadas 4 millones de personas, más que durante la guerra de Corea o de Vietnam. Y estas guerras alrededor del Congo todavía no se acabaron.
    Los partidarios de la tesis de un nuevo orden mundial "ultraimperialista" después de 1945 también sugieren que los capitalistas europeos (alemanes sobre todo) y japonés son los que salieron del apuro mejor en consecuencia de su derrota. Vamos a examinar esta hipótesis de más cerca.
    Tratarlos de socios - ¿adjuntos, que habría podido, o debido, hacer el Capital americano, si se va de su punto de vista? La posibilidad de una revolución obrera después de 1945 parecía bastante real, sin contar las protestas de los GI' S en toda Europa y en Asia que exigían ser repatriadas en ellos más bien que aplastar insurrecciones populares. Algunos intentaron hábilmente presentar estas insurrecciones potenciales como complots « instigados en Moscú », mientras que Staline, después de Yalta, estaba de acuerdo con los Americanos para impedir que ellas estallan. En particular después de que los Aliados hubieran bombardeado deliberadamente las concentraciones obreras en los países del Eje (Milano en 1943, en respuesta a una ola de huelgas; Hamburgo para destruir los cuartos donde KPD fue implantado). Todo el mundo, de OSS (los servicios de contraespionaje americanos) en el Gestapo (9) se acordaba cómo se había acabado la Primera Guerra mundial en 1918, y todos los Estados fueron determinados a impedir que estos acontecimientos se repiten.
    A menudo ignoramos que el 80 % de las fábricas alemanas (gozando de participaciones importantes americanas e inglesas) eran todavía intactos, en 1945, porque los Aliados bombardearon deliberadamente las vías férreas, los puentes y los cuartos populares para paralizar la producción. Ellos desvelaban así su necesidad de proceder a nuevas alianzas contra la Unión soviética después de fin del conflicto mundial. La ciudad de Essen fue bombardeada y prácticamente afeitada, excepto la fábrica Opel, que tenía gruesos accionistas británicos.
    En tales circunstancias, los planificateurs americanos se encontraron un poco en la posición de Roma después de la destrucción de Cartago.
    Recordemos que ellos todos también plumèrent el Reino Unido, el perdedor más grande, apoderándose de sus participaciones en sociedades ultramar o de las sociedades británicas mismas, por ejemplo en América latina, para pagar el programa Lend-Lease (10). ¿Quién podía oponerse a su poder? Por supuesto, ellos "querían" evitar que se produzcan nuevas guerras de destrucción maciza y que vuelva el caos general del período entre las dos guerras mundiales, en particular a causa de intereses de clase que estaban en juego y se habían hecho primordiales para todas las élites interesadas.
    Las clases capitalistas vencidas (alemanas, italianas y japonesas) realizaron finalmente un asunto bastante bueno (ciertamente mejor que los perdedores de la Primera Guerra mundial, comenzando con Alemania), mientras ellas estuvieron dispuestos a pagar un tributo considerable en el centro imperial representado por los Estados Unidos. Ellas lo pagaron por el rodeo de surévaluation del dólar, que apareció distintamente desde el principio años 1950, hasta si hizo falta que escupieran en bassinet durante todavía 20 años antes de que medidas correctivas sean tomadas. Luego, los Estados Unidos, en toda benevolencia, impusieron al mundo entero un marco-dólar total (por oposición al sistema de Bretton Woods parcialmente fundado sobre el oro). Recordemos que, en los años 1960 (como lo subrayaron De Gaulle y Rueff (11), expresándose en nombre del Capital francés), los Estados Unidos compraron activos europeos sacando provecho de los dólares sobrevalorados que provenían del déficit de su propia balanza de pagos.
    Los capitalistas europeos y japoneses, que habían sostenido las tentativas falladas de sus países de crear un imperio fueron ciertamente agradecidos a los Estados Unidos, totalmente como lo fueron los responsables fascistas (después de que se hubiera ejecutado a algunos para el espectáculo) que se recuperaron en el trabajo y se hicieron de valerosos « combatientes de la libertad » contra el comunismo, con el sostén de los Estados Unidos, desde 1950. Sin hablar de todos los nazis a quienes el gobierno americano y la Iglesia católica ayudaron a huir a América latina y al Oriente Medio (país cuya política influyeron gravemente, cf. el Egipto de Nasser o la Argentina de Peron) o los que estuvieron admitidos directamente en los Estados Unidos.


    Last edited by JM Delgado on Sat Sep 05, 2009 9:22 am; edited 1 time in total

    JM Delgado

    Number of posts : 731
    Group : Democracia Comunista Internacional-Organización marxista luxemburguista
    Location : Metalúrgico
    Registration date : 2008-06-20

    Es una gran ausencia que estos textos de un luxemburguista actualizado no estén traducidos al español

    Post  JM Delgado on Sat Sep 05, 2009 6:21 am

    Continua:
    Para citar sólo un ejemplo, Reinhard Gehlen, jefe de la información militar alemana y viejo amigo de los hermanos Dulles **, estuvo encargado servicios de información de OTAN al principio de los años 1950, y mobilizó las mismas redes fascistas en Europa del este que había utilizado durante la guerra (12).
    Finalmente, no olvidemos las diferentes actividades británicas y francesas durante los años 1960 en sus esferas imperiales cada vez más reducidas – Kenya, Malasia, Indochina, Argelia – y las maquinaciones francesas en Ruanda y en África francófona – por oposición a las guerras innumerables y locales por poder sostenidas por los Americanos y los Soviéticos.
    Las principales puissances capitalistas concluyeron arreglos entre ellas, mientras que los pueblos de los países capitalistas menos avanzados debieron, durante décadas, pagar el precio de las maniobras de CIA en América latina, en África y en Asia o intervenciones militares (cuando estas maniobras fracasaban) para mantener en lugar de regímenes dóciles. No distingo muy cómo estos acontecimientos se integran en la visión de un "ultraimperialismo" en Kautsky.
    No hay que descuidar por cierto la ausencia de conflicto militar entre las grandes puissances durante las seis últimas décadas, pero sería un error de extrapolar a partir de este período y de deducir de eso una característica definitiva del sistema. Todas las guerras por poder citadas más arriba reemplazaron, a título temporal, los enfrentamientos directos precedentes. Las grandes familias mafiosas colaboran entre ellas con el fin de meter en cintura los pequeños gangs, hasta que el equilibrio del poder entre las principales familias sea restablecido en causa. Después de 1945, observamos en efecto un cambio de orientación. Si guerras por poder existían antes de la Segunda Guerra mundial (13), no eran preponderantes como esto pasó después de 1945. Pero se trata de un fenómeno muy diferente del ’ "ultraimperialismo" en Kautsky.
    Después de la crisis de 1989-1991, Rusia y la China (para esta última el proceso había comenzado antes) pero también los « movimientos de liberación nacional » sostenidos por este dos puissances en el marco de guerras por poder, aparecieron más como « soluciones alternativas » al capitalismo occidental. Es por eso que los partidarios de la teoría de un "ultraimperialismo" en Kautsky consideran que el « consenso de Washington » triunfó bien más allá de lo que podían imaginar.
    Ellos tuvieron tal vez razón durante un período breve, pero el Islam radical (en Iran, en Egipto, en Palestina, en el Líbano, en Afganistán, en Paquistán, en Egipto, en Argelia, en Yemen, en las diversas exrepúblicas soviéticas de Asia central, y en la provincia china de Sinkiang) rápido intervino para colmar la brecha. OTAN está perdiendo la guerra en Afganistán; Paquistán, sin embargo dotado del arma nuclear, sigue el mismo camino (y las consecuencias serán todavía más terribles de ahora en adelante); y la estabilización de Iraq descansa en la capacidad de contener la rebelión de la mayoría chiíta atada a Iran. Estos diferentes conflictos no pueden ser explicados por la sola influencia de al-Qaïda (cualquiera sea que lo que este movimiento representa).
    La dominación imperialista de los Estados Unidos conoció por cierto una cierta decadencia desde que este país apareció en 1991 como la ’ " superpotencia única ", en particular bajo la presidencia neoconservadora Bush-Cheney. Las elecciones americanas de 2008 tienen una puesta subconsciente: la clase capitalista de los Estados Unidos trata de poner una nueva cara sobre una hegemonía en llena erosión. Pero, a mi parecer, creer que los Estados Unidos y la China establecieron las bases de una convivencia a largo plazo, o que seis décadas de ausencia de confrontación entre los Estados Unidos, Europa y Japón, tardaron un plazo definitivo en las rivalidades interimperialistas me parece una posición extremadamente complaciente.
    * Un solo ejemplo, el de las guerras del Congo del 1996 al 2002. Ellas ilustran el papel devastador de los Estados Unidos en el « continente negro ». América (y por supuesto la Francia) sostuvo la dictadura de Mobutu proporcionando más de 300 millones de dólares en armas y 100 millones de dólares en formación militar. Mobutu utilizó a este arsenal para reprimir a su pueblo durante tres décadas, hasta que su régimen sea volcado por Laurent Kabila en 1997. Cuando este último tomó el poder, la administración Clinton rápido le ofreció de arrastrar las fuerzas armadas congolesas. Aunque hayan criticado a los gobiernos implicados el conflicto, los Estados Unidos alimentaron a arsenaux de ocho de nueve gobiernos africanos directamente implicados la guerra que asoló RDC desde el 1997 (NdE).
    ** El diplomático John Foster Dulles fue secretario de Estado de Eisenhower al principio de la guerra fría – del 1953 al 1959 – y su hermano, Allen Dulles, director de la CIA del 1953 al 1961, después de haber servido en OSS que duraba la Segunda Guerra mundial. Ellos ambos se remojaron en toda suerte de chanchullos y de complots políticos (NdE).
    Notes
    1. Se trata del primer volumen de Revolution in our lifetimeMañana viviremos la Revolución (N.d. T.)
    2. Cf. los diferentes textos del sitio Break Their Haughty Power http://home.earthlink.net/~lrgoldnercomenzando con « Capitalism the Brink: World Accumulation Since the Collapse of the Bretton Woods System » (1976).
    3. Cf. « El Capital ficticio para los principiantes, o la pertinencia de Rosa Luxembourg », agosto de 2007, en este volumen, p. 39.
    4. Cf. el capítulo 7 « The Dragon' s Fey Friend Chinese-Japanese relaciones » in E. Fingleton, In the Jaws Of the Dragón. America' s Fate in the Coming Era of Chinese Hegemony, New York 2008. pp. 214-256. Fingleton no es un revolucionario y reivindica de un « mercantilismo científico ». Basado periodista económico en Tokio, escribió varios libros (Blindside, 1995 y Unsustainable, 1993 y 2003) que describen de modo lúcido la decadencia de América y el vuelo del Asia. En la sección « ¿Japón podría abandonar al tío Sam? » (p. 217 y siguientes), él escribe: « Hasta si los dirigentes japoneses serían los últimos que lo admiten, comprendieron probablemente antes y más claramente que quienquiera a cual punto la estrategia económica americana fue errónea en el curso de las últimas décadas. Ellos también siguieron de cerca la estrategia de la China y sintieron pues desde hace tiempo que la China era un aliado y había que cultivar su amistad. »
    5. Cf. Fingleton, ibid.
    6. Cf. un artículo de Financial Times, el 9 de septiembre de 2008, sobre la derecha extrema radical y rusa y su influencia al nivel más alto, http://www.ft.com
    7. Encontraremos una descripción notable de la colaboración entre los Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania que colgará la Segunda Guerra mundial en el libro de James Stewart Martin, All Honorable Men (New 1950), disponible en línea.
    8. P. Brogan, The Fighting Never Stopped. A comprehensive guiar to world conflict since 1945, New York, 1990.
    9. Tim Mason, Nazism, fascism and the working class, Cambridge University Press, 1995.
    10. Michael Hudson describe esta estafa en Súper - Imperialism (New York 1972; reimpresión 2002). El Reino Unido fue el perdedor más grande del Segundo Guerra mundial, debido al abrazo mortal de su alianza con los Estados Unidos. ¿Con aliados como los Estados Unidos, quién necesita a enemigos? (Este programa de armamento financiado en préstamo-arriendo les permitió a los Estados Unidos proporcionar los países amigos de material de guerra sin intervenir directamente en el conflicto, NdE.)
    11. Cf. entre otros escritos, Jacques Rueff, Inflación y orden monetario internacional (apuesta, 1967).
    12. Reinhard Gehlen, The Service, New York, 1972. También E.H. Cookridge, Gehlen, The Spy of the Century, New York, 1971.
    13. Olvidamos que Gran Bretaña y la Francia estuvieron a punto de entrar en guerra una dobla la otra a propósito de la colonización de África, en Fachoda, en 1898. Este enfrentamiento les permitió a los Británicos parar la expansión francesa en África y marcar su supremacía. Todos puissances beligerantes durante la Primera Guerra mundial arrastraron fuerzas coloniales que participaron en escaramuzas con sus rivales de las colonias.
    (Traducido por Yves Coleman, a aparecer en la colección de textos de Loren Goldner, “Mañana la revolución“, volumen 1, Ediciones Ni patria ni fronteras)





    JM Delgado

    Number of posts : 731
    Group : Democracia Comunista Internacional-Organización marxista luxemburguista
    Location : Metalúrgico
    Registration date : 2008-06-20

    Re: Loren Goldner : un luxemburguista devant l'impérialisme

    Post  JM Delgado on Sat Sep 05, 2009 6:40 am

    Final: a le espera de buena traducción y colgar en la web

    Sponsored content

    Re: Loren Goldner : un luxemburguista devant l'impérialisme

    Post  Sponsored content Today at 11:03 pm


      Current date/time is Sat Dec 10, 2016 11:03 pm