International Luxemburgist Forum - Foro Luxemburguista Internacional - Forum Luxemburgiste Intl

Forum for those in general agreement with the ideas of Rosa Luxemburg.
Foro para aquellos que tienen un acuerdo general con las ideas de Rosa Luxemburgo.
Forum pour ceux qui ont un accord général avec les idées de Rosa Luxembourg.

Translations

Log in

I forgot my password

Navigation

Latest topics

» Critique Sociale
Mon Sep 05, 2016 11:54 am by Atreides

» QUÉ HACER ANTE UN CUERPO SOCIAL EN DESCOMPOSICIÓN
Thu Sep 01, 2016 11:35 am by francisc

» EL BREXIT EL AUTO GOLPE Y EL YIHADISMO
Mon Aug 01, 2016 11:25 am by francisc

» ¿PUCHERAZO?
Tue Jun 28, 2016 9:45 am by francisc

» 18 de Junio: MANIFESTACIÓN EN DEFENSA DE LO PÚBLICO
Mon Jun 06, 2016 11:42 am by luxemburguista

» Contre la "loi travail", passons à la vitesse supérieure !
Wed Mar 30, 2016 6:03 am by Atreides

» Reunion Publique du CCI
Tue Jan 05, 2016 3:00 pm by rubion

» EL CONTEXTO PRESENTE Y FUTURO DE CATALUNYA DEBE DE BASARSE EN LOS CIUDADANOS Y NO EN PACTOS
Tue Jan 05, 2016 10:05 am by francisc

» LA ENCRUCIJADA SIRIA
Sat Jan 02, 2016 11:25 am by francisc

Who is online?

In total there are 3 users online :: 0 Registered, 0 Hidden and 3 Guests :: 1 Bot

None


[ View the whole list ]


Most users ever online was 368 on Sun Feb 19, 2012 3:15 am

Statistics

Our users have posted a total of 4399 messages in 1407 subjects

We have 189 registered users

The newest registered user is sebastianIII


    La buscada caida del dólar y sus repercusiones mundiales

    Share

    JM Delgado

    Number of posts : 731
    Group : Democracia Comunista Internacional-Organización marxista luxemburguista
    Location : Metalúrgico
    Registration date : 2008-06-20

    La buscada caida del dólar y sus repercusiones mundiales

    Post  JM Delgado on Sat Oct 10, 2009 12:44 pm

    Washington no interviene para frenar la caída del dólar

    Jon Hilsenrath y Mark Gongloff
    The Wall Street Journal

    El dólar descendió el jueves a su nivel más bajo en 14 meses contra otras monedas, un declive que el gobierno del presidente Barack Obama parece dispuesto a tolerar discretamente mientras proclama su apoyo a un "dólar fuerte".


    Varios socios comerciales de Estados Unidos, sin embargo, parecen remar en la dirección contraria. Operadores manifestaron que los bancos centrales de Corea del Sur, Taiwán, Filipinas, Tailandia, Indonesia y Hong Kong volvieron a intervenir para frenar la caída de la divisa estadounidense contra sus monedas locales. "El baht se ha apreciado demasiado rápido comparado con nuestros fundamentos", dijo Suchada Kirakul, vicepresidente del Banco de Tailandia.

    En Europa, donde la fortaleza del euro ensombrece las posibilidades de un crecimiento de las exportaciones, el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, aseveró el jueves que "la política declarada por EE.UU. de un dólar fuerte es extremadamente importante en las actuales circunstancias".

    El dólar, que ha retrocedido 11,9% frente a una canasta de monedas desde que Obama asumió la presidencia, cayó un 0,6% adicional el jueves.

    El Departamento del Tesoro de EE.UU. no comentó sobre la situación del dólar el jueves. En Estambul, después de una reunión con otros ministros de Finanzas, el secretario del Tesoro Timothy Geithner enfatizó públicamente la importancia de un dólar fuerte para EE.UU.

    No obstante, salvo por los comentarios de Trichet, pocos parecieron creer mucho en tal declaración. "EE.UU. está dispuesto a hablar de un dólar fuerte pero no a hacer algo al respecto", dice Jonathan Clarke, vicepresidente de FX Concepts, un fondo de cobertura neoyorquino que administra cerca de US$8.000 millones. "Si no respalda las declaraciones con acciones, son sólo palabras".

    Hasta ahora nada sugiere que el debilitamiento del dólar haya activado las alarmas en Washington, y es poco probable que esto cambie a menos que el declive se convierta en una crisis de confianza, una posibilidad que algunos analistas han proyectado por años.

    Por ahora, un dólar débil abarata las exportaciones estadounidenses, un acontecimiento positivo en momentos de crisis económica. Unos bienes estadounidenses más baratos podrían ayudar a lograr la meta buscada por mucho tiempo de rebalancear la economía global, con más exportaciones de EE.UU. y más importaciones de otros países, incluyendo China.

    "Larry Summers, el secretario Geithner e incluso el presidente Obama han sido muy claros en que no sólo quieren una recuperación sólida, sino una recuperación distinta, que dependa menos de la demanda de los consumidores y más de las exportaciones y la inversión", dice Fred Bergsten, director del Instituto para Finanzas Internacionales Peter G. Peterson. "Parte de esos cambios tienen que incluir una tasa de cambio más competitiva para el dólar".

    Asimismo, a pesar del desplome del dólar, los precios de las acciones estadounidenses han seguido subiendo. De hecho, dado que el 40% de las ganancias antes de impuestos de las empresas que componen el índice Standard & Poor's 500 provienen del exterior, según los cálculos de BofA Merrill Lynch Global Research, un dólar más débil puede impulsar un alza en las acciones estadounidenses.

    Al mismo tiempo, las tasas de interés que el Departamento del Tesoro tiene que pagar sobre su deuda han permanecido bajas. Siempre y cuando ese sea el caso y el declive del dólar sea paulatino, es probable que el gobierno de Obama se mantenga al margen y se limite a repetir sus comentarios sobre un dólar fuerte. La divisa estadounidense no fue mencionada la semana pasada en el comunicado emitido por los ministros de Finanzas del Grupo de los Siete tras su reunión en Estambul.

    La caída del dólar preocuparía a la Reserva Federal si pareciera que está elevando las expectativas de una inflación más alta en los mercados y los consumidores. Hasta ahora, sin embargo, dichas expectativas no parecen generalizadas, aunque el precio del oro, algunas veces visto como un precursor de la inflación, batió un récord esta semana y se empinó sobre US$1.056 la onza.

    En Washington, el reciente descenso de la moneda es interpretado como una señal de que la crisis está perdiendo intensidad. Los inversionistas que, en medio de la crisis, se refugiaron en los bonos del Tesoro estadounidense, considerados más seguros, ahora están vendiendo dólares en busca de inversiones que ofrezcan una mayor rentabilidad.

    Trent
    Guest

    ¿Cuánto vale el dólar?

    Post  Trent on Tue Oct 20, 2009 4:53 am

    El billete verde en la picota
    ¿Cuánto vale el dólar? EEUU lo utiliza para exportar su crisis

    IAR Noticias

    Una vez más, EEUU está utilizando el dólar (la principal moneda de intercambio y de reserva internacional) en el marco de una estrategia para salir de su crisis económica descargando el costo sobre el resto de la economía mundial. La tendencia bajista del billete verde ya afecta a los sectores exportadores de las potencias centrales y emergentes, generando fuertes críticas de los principales economistas y especialistas.


    La mayoría de los indicadores señalan que el dólar está sobrevaluado frente al yuan, pero algunos muestran que es demasiado barato frente al euro, que el viernes cerró en US$1,49, cerca de su punto máximo de los últimos 14 meses.

    El índice del dólar de Intercontinental Exchange, que mide su desempeño contra una canasta de seis de las principales divisas del mundo donde predomina el euro, descendió la semana pasada a 75,48, su mínimo de los últimos 14 meses y no muy distante de su mínimo histórico de 71,33 correspondiente a abril de 2008.

    El índice se ha precipitado 15% desde el nueve de marzo, un lapso en el que el Promedio Industrial Dow Jones ha ganado 53%, el oro ha subido más de 14,5%, y el índice de Mercados Emergentes de Bank of New York se ha disparado 89%.

    Según señala este lunes The Wall Street Journal, a pesar de toda la tinta y todas las lágrimas derramadas por el reciente declive del dólar, una pregunta insistente aún no tiene respuesta: ¿Cuánto vale el dólar?.

    Los economistas y los analistas utilizan varios indicadores para evaluar el valor de la moneda estadounidense, pero todos tienen carencias y a menudo alcanzan conclusiones distintas, añade.

    Uno de los indicadores más usados es el índice de tipo de cambio efectivo real recopilado mensualmente por el Banco Internacional de Pagos, un organismo que actúa como el banco central de los bancos centrales. El índice, que evalúa el desempeño del dólar contra una canasta de monedas, muestra que la moneda estadounidense estuvo en septiembre en torno a un 11% por debajo de su promedio de 10 años.

    Según The Wall Street Journal, algunos analistas producen un tipo de cambio a partir del monto que se necesita de una moneda para comprar bienes similares en distintos países. Si un capuchino, por ejemplo, cuesta US$4 en Nueva York y 2 euros en París, se desprende que el poder adquisitivo del euro es de US$2. Si esta cifra es más alta o más baja de lo que indica el mercado cambiario, es una señal de que el tipo de cambio está desalineado.

    No obstante, la mayoría de los bancos y economistas componen modelos más complicados que utilizan una canasta entera de bienes, en lugar de un capuchino, para encontrar la "paridad del poder adquisitivo" de las monedas.

    En uno de estos modelos, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) estima que el dólar vale cerca de 0,85 euros, comparado con una valuación del mercado de 0,67 euros, lo que sugiere una sobrevaluación de 21% de la moneda europea. Un modelo parecido del Fondo Monetario Internacional indica que el yuan está un 76% subvaluado.


    La estrategia del dólar bajo

    No obstante, y pese al conjunto de teorías existentes sobre la fijación del valor del dólar, la mayoría de los analistas del sistema coinciden en que el actual declive del dólar obedece a una estrategia del gobierno de EEUU para salir de su crisis utilizando a su moneda como variable de ajuste internacional.

    La percepción generalizada entre los especialistas es que la debilidad de la demanda consumidora en EEUU, impulsada por el alto desempleo, el difícil acceso al crédito y el estancamiento (o reducción) de los salarios, es la principal amenaza a la sostenibilidad de una débil recuperación económica.

    "Las autoridades estadounidenses han hecho poco por detener el declive, en parte porque el debilitamiento del dólar beneficia a los exportadores y ayuda a la Reserva Federal (Fed) a combatir la deflación", precisa el Journal.

    Según el Financial Times, "las promesas de mantener al "dólar fuerte" por parte de funcionarios estadounidenses son poco honradas, pues Estados Unidos ahora alienta una caída del dólar aún más marcada como parte de la estrategia de recuperación económica basada principalmente en las exportaciones".

    Un dólar devaluado es "bueno para los exportadores estadounidenses", escribe el Premio Nóbel de Economía, Paul Krugman, quien afirma que eso "nos ayuda a establecer una transición: de enormes déficits en la balanza de pagos a una posición internacional más sostenible".

    De acuerdo con Krugman, no subir la tasa de interés -la cual efectivamente está en cero- "no dice nada acerca de las consecuencias que traería la depreciación del dólar para la situación monetaria de Estados Unidos o para su posición como divisa mundial de reservas".

    El premio Nóbel de Economía Joseph Stiglitz consideró que es necesario crear un nuevo sistema mundial de reservas, dado que la crisis financiera global demostró que el esquema basado en el dólar es defectuoso y riesgoso.

    El aumento del déficit estadounidense y "la ebullición de su hoja de balance" son causa de preocupación, indicó.

    Stiglitz dijo que un nuevo sistema mundial de reservas sería bueno para la demanda agregada mundial, la estabilidad global y las acciones alrededor del mundo.

    El presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, dio la semana pasada la voz de alerta al señalar que Washington no podía confiar en que el dólar mantendrá indefinidamente su estatus de divisa de reserva internacional.

    Economistas como Kenneth Rogoff, de la Universidad de Harvard (EEUU), consideran que éste es un debate que los países emergentes deben mantener abierto.

    "Creo que es algo que a las naciones en desarrollo les conviene plantear porque sería deseable tener un sistema financiero internacional más multipolar sobre todo debido al creciente déficit estadounidense", dijo a EFE Rogoff, quien vaticinó que la próxima gran crisis financiera será la de "los déficit públicos".


    El impacto internacional

    Un dólar devaluado, para empezar, afecta las reservas del mundo entero, realizadas en esta divisa. En ese sentido, el principal afectado sería China, que tiene una reserva de más de un billón de dólares (trillion, en inglés), y que ha manifestado públicamente su interés de emplear otra divisa como valor de intercambio mundial.

    Asimismo, China ha comunicado su deseo de gozar de los privilegios de Estados Unidos que, para obtener recursos, imprime dinero y lo vende en forma de bonos de deuda a gobiernos e inversionistas institucionales.

    En cambio, China y el resto del mundo, deben vender sus productos en el mercado internacional para hacerse de recursos. No es casual, por ello, que Rusia, India y Brasil también hayan expresado abiertamente su deseo de relevar al dólar.

    Asimismo, un dólar devaluado aumenta las presiones inflacionarias en Estados Unidos, que debe pagar más por obtener productos extranjeros, lo que afecta sus importaciones y al comercio global.

    También aquí los analistas coinciden: Una recaída de la crisis económica y financiera en EEUU, arrastraría en primer término a la Unión Europea, China, Japón, India y las principales economías asiáticas (más del 80% del PBI mundial) con su comercio de importación y exportación ligados al dólar y a la primera economía imperial.

    En este marco, un número creciente de expertos cuestiona la supremacía del dólar y la propia continuidad a largo plazo de la hegemonía que ejerce EEUU en el contexto económico internacional.

    La cuestión sobre la baja del dólar preocupa sobre todo a los países europeos, que temen el efecto adverso que la debilidad de la divisa estadounidense frente al euro pueda tener sobre el sector exportador en Europa.

    Las reacciones adversas en Europa originaron la reacción la semana pasada del secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, quien dijo que a EEUU le interesa "un dólar fuerte", tratando de calmar a las autoridades de la Unión Europea (UE).

    En este escenario, los especialistas coinciden en que la cotización del dólar, más que por su desempeño en las reglas de juego del mercado, está respondiendo a las necesidades de su propio emisor (EEUU) que lo utiliza para exportar su crisis interna aprovechando su condición de "moneda patrón" del comercio y las transacciones internacionales.

    JM Delgado

    Number of posts : 731
    Group : Democracia Comunista Internacional-Organización marxista luxemburguista
    Location : Metalúrgico
    Registration date : 2008-06-20

    ¿Encuentros secretos para valorar fuera del dólar el precio del petróleo?

    Post  JM Delgado on Fri Oct 23, 2009 5:26 am

    El perdiódico El Economista se hacia eco del artículo publicado por Robert Fisk en The Independent y en Publico el pasado 7 de octubre (no disponible en la red, o al menos no lo encuentro) titulado "El poder económico gira hacia el este" en el cual sostiene que una cierta conspiración entre Japón los paises árabes del Golfo, China - al parecer el estado mas entusiasta en la sustitución del dolar como medio de pago del petróleo y en general como divisa de último refugio - así como Rusia, Brasil y China.

    Se trataría, siempre según Fisk, de sustituir al dólar por una cesta de monedas entre las que estarían el euro, el yen japonés y el yuan chino, a través de un proceso de transición que culminaría en 2018 y que mientras dure tendría al oro como moneda de referencia global. Naturalmente representantes y voceros de gobiernos implicados se apresuraron a desmentir la existencia de semejante "conspiración":
    http://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/1594077/10/09/Los-estados-petroleros-niegan-hablar-de-sustituir-el-dolar.html.
    Por otra parte, sigue Fisk, Irán anunció el pasado septiembre que su reserva en divisas extranjeras en lo sucesivo pasarán de estar nominadas en dólares a hacerlo en euros. Fisk, al final del artículo que glosamos y que Público no reproduce en su web, escribe:
    " Claro que los banqueros se acuerdan de lo que le ocurrió al último productor de petróleo de Oriente Medio que vendió su crudo en euros y no en dólares. Unos meses después de que Sadam Hussein proclamase su decisión a los cuatro vientos, los estadounidenses y británicos invadieron Iraq"

    La pregunta del millón: ¿el escenario de serias confrontaciones entre potencias capitalistas está servido?

    Seguiremos.

    JM Delgado

    Number of posts : 731
    Group : Democracia Comunista Internacional-Organización marxista luxemburguista
    Location : Metalúrgico
    Registration date : 2008-06-20

    ¿Confrontaciones interiimperialistas?

    Post  JM Delgado on Fri Oct 23, 2009 1:01 pm

    Un artículo de Loren Goldner (en estas mismas paginas, traduccion automática) se hace eco del malestar latente en Japón y China contra la imposición (¿ya toca?) del marco-dólar, sin nada que ver con las tesis de Lenin de la rivalidad interimperialista, cómo con las de del "hiperimperialismo" de Kausky al tiempo que desprecia Imperio de Negri:

    http://luxemburgism.forumr.net/politics-politica-politique-politica-f1/loren-goldner-un-luxemburguista-devant-l-imperialisme-t469.htm

    JM Delgado

    Number of posts : 731
    Group : Democracia Comunista Internacional-Organización marxista luxemburguista
    Location : Metalúrgico
    Registration date : 2008-06-20

    China desoye las presiones para devaluar su moneda

    Post  JM Delgado on Sun Nov 01, 2009 10:48 am


    China va a su aire

    PAUL KRUGMAN 01/11/2009

    Las autoridades monetarias suelen hablar en clave, de modo que cuando Ben Bernanke, el presidente de la Reserva Federal, hablaba hace poco sobre Asia, los desequilibrios internacionales y la crisis financiera, no criticó específicamente la horrible política monetaria china.

    Ni falta que hacía: todo el mundo podía leer entre líneas. El mal comportamiento de China se está convirtiendo en una amenaza cada vez mayor para el resto de la economía mundial. Ahora la única duda es si el mundo (y en concreto, Estados Unidos) va a hacer algo al respecto.

    Algunos antecedentes: el valor de la moneda china, a diferencia, por ejemplo, del de la libra esterlina, no está determinado por la oferta y la demanda. En lugar de eso, las autoridades chinas alcanzan su objetivo comprando o vendiendo su moneda en el mercado de divisas extranjeras, una política que ha sido posible gracias a las restricciones impuestas a la capacidad de los inversores extranjeros para meter y sacar su dinero del país.

    Una política así no es necesariamente mala, especialmente en un país todavía pobre cuyo sistema financiero podría muy fácilmente verse desestabilizado por los flujos cambiantes del capital especulativo. De hecho, el sistema le vino bien a China durante la crisis financiera de Asia a finales de los años noventa. La pregunta crucial, sin embargo, es si el valor fijado para el yuan es razonable.

    Hasta el año 2001, aproximadamente, se podía sostener que sí lo era: la posición comercial general de China no estaba demasiado desequilibrada. Sin embargo, a partir de ese año, la política de mantener fijo el valor del yuan respecto al dólar empezó a resultar cada vez más extraña. Ante todo, el dólar se devaluó, especialmente frente al euro, por lo que, al mantener fijo el valor del yuan frente al dólar, las autoridades chinas estaban devaluando de hecho su moneda frente a las de los demás. Mientras tanto, la productividad del sector de la exportación chino aumentó drásticamente; este hecho, combinado con la devaluación de facto, hizo que los productos chinos se abaratasen exageradamente en los mercados mundiales.

    La consecuencia ha sido un superávit comercial chino enorme. Si se hubiese impuesto la dinámica de la oferta y la demanda, el valor de la moneda china se habría disparado. Pero las autoridades chinas no dejaron que subiese. Lo mantuvieron bajo vendiendo cantidades inmensas de la moneda y comprando a cambio una enorme reserva de activos extranjeros, principalmente en moneda estadounidense, que actualmente valen unos 2,1 billones de dólares.

    Muchos economistas, incluido yo mismo, creemos que la frenética compra de activos por parte de China contribuyó a inflar la burbuja inmobiliaria, lo que allanó el camino hacia la crisis financiera. Pero es posible que la insistencia de China en mantener fijo el cambio del yuan respecto al dólar, incluso cuando el dólar se devalúa, esté haciendo todavía más daño ahora.

    Aunque muchos pájaros de mal agüero han hablado de las nefastas consecuencias de la caída del dólar, esa bajada es en realidad natural y deseable. Estados Unidos necesita un dólar más débil para reducir su déficit comercial, y está consiguiendo ese dólar más débil ahora que los nerviosos inversores que acudieron en masa a la supuesta seguridad de la deuda estadounidense en el momento cumbre de la crisis han empezado a invertir su dinero en otras cosas.

    Pero China ha seguido manteniendo su moneda vinculada al dólar, lo que significa que un país con un enorme superávit comercial y una economía que se recupera rápidamente, un país cuya moneda debería estar revaluándose, en realidad está urdiendo una gran devaluación.

    Y eso es algo especialmente malo en un momento en que la economía mundial sigue profundamente deprimida debido a una demanda general insuficiente. Al empeñarse en una política de debilitamiento de su moneda, China está absorbiendo parte de esa demanda insuficiente impidiendo que llegue a otros países, y eso está perjudicando al crecimiento en casi todo el mundo. Las principales víctimas, por cierto, probablemente sean los trabajadores de otros países pobres. En épocas normales, yo sería uno de los primeros en negar las afirmaciones de que China está robando los puestos de trabajo de otra gente, pero ahora mismo es la pura verdad.

    Entonces, ¿qué vamos a hacer? Las autoridades estadounidenses se han mostrado extremadamente prudentes a la hora de hacer frente al problema chino, hasta el punto de que, la semana pasada, el Departamento del Tesoro, a pesar de expresar su "preocupación", certificaba en un informe obligatorio al Congreso que China no está -repito, no está- manipulando su moneda. Están de broma, ¿verdad?

    El hecho es que, ahora mismo, esta prudencia tiene poco sentido. Supongamos que los chinos fuesen a hacer lo que Wall Street y Washington parecen temer y empezasen a vender parte de su reserva de dólares. En la situación actual, esto realmente ayudaría a la economía estadounidense, ya que haría que sus exportaciones fuesen más competitivas.

    De hecho, algunos países, entre los que destaca Suiza, han estado tratando de ayudar a sus economías vendiendo su moneda en el mercado de divisas extranjero. Estados Unidos no puede hacerlo, principalmente por motivos diplomáticos; pero si los chinos deciden hacerlo en nuestro nombre, deberíamos enviarles una nota de agradecimiento.

    El caso es que, con la economía mundial todavía en situación precaria, no se puede tolerar que países importantes pongan en práctica políticas que los benefician a ellos a costa de perjudicar a otros. Hay que hacer algo respecto a la moneda de China. -

    © EDICIONES EL PAÍS S.L. - Miguel Yuste 40 - 28037 Madrid [España] -

    Sponsored content

    Re: La buscada caida del dólar y sus repercusiones mundiales

    Post  Sponsored content Today at 1:06 pm


      Current date/time is Thu Dec 08, 2016 1:06 pm