International Luxemburgist Forum - Foro Luxemburguista Internacional - Forum Luxemburgiste Intl

Forum for those in general agreement with the ideas of Rosa Luxemburg.
Foro para aquellos que tienen un acuerdo general con las ideas de Rosa Luxemburgo.
Forum pour ceux qui ont un accord général avec les idées de Rosa Luxembourg.

Translations

Log in

I forgot my password

Navigation

Latest topics

» Macron : un nouveau patron au service du vieux capitalisme
Mon Jun 19, 2017 1:05 am by Atreides

» ODA A LA POBREZA
Sat Jun 03, 2017 11:15 am by francisc

» EN CONTRA EL YIHADISMO...
Thu May 04, 2017 10:54 am by francisc

» Por lo Público, por lo Común
Sun Apr 02, 2017 11:28 am by luxemburguista

» 1º de Mayo: Recuperemos Derechos y Libertades
Sun Apr 02, 2017 11:24 am by luxemburguista

» ORRUPCIÓN, TRAMA, EXTORSIÓN
Sat Apr 01, 2017 10:35 am by francisc

» LOS FUNCIONARIOS PONCIO PILATOS Y LA CORRUPCIÓN
Fri Feb 17, 2017 5:01 am by francisc

» Critique Sociale
Sun Jan 29, 2017 4:27 pm by Atreides

» POR UNA PAZ PERDURABLE EN SIRIA
Wed Dec 14, 2016 4:19 am by francisc

Who is online?

In total there are 3 users online :: 0 Registered, 0 Hidden and 3 Guests

None


[ View the whole list ]


Most users ever online was 368 on Sun Feb 19, 2012 3:15 am

Statistics

Our users have posted a total of 4408 messages in 1415 subjects

We have 190 registered users

The newest registered user is Mundialista


    REVISITANDO EL MANIFIESTO COMUNISTA

    Share
    avatar
    JM Delgado

    Number of posts : 731
    Group : Democracia Comunista Internacional-Organización marxista luxemburguista
    Location : Metalúrgico
    Registration date : 2008-06-20

    REVISITANDO EL MANIFIESTO COMUNISTA

    Post  JM Delgado on Tue Jun 15, 2010 6:37 am

    Camaradas:

    ¿Se le exige demasiado a El Manifiesto? ¿es pertinente esperar de su lectura una sintesis clara del pensamiento marxiano, accesible - aunque no "vulgarizado" - para el proletariado, generalmente ignaro de conocimientos de economía política? Yo creo que si, así al menos lo pretendieron sus autores, quienes se mostraron tan respetuosos muchos años después con un texto "que ya no les pertenecía" que se negaron a corregirlo y actualizarlo, limitandose en los prólogos a las distintas ediciones en casi todas las lenguas europeas a poner de relieve los cambios sociales acontecidos desde 1848 que obligarian a mirar el texto en el contexto de la época en que fué escrito. La mas conocida salvedad es la incluida en el prólogo de la edición alemana de 1872 - que incluimos abajo - referente a la toma del poder del estado por el proletariado, ahora, 1872, algo mas que corregida, mas bien negada como aparece en el Manifiesto, a la luz de la experiencia de la Comuna de París.

    Sabemos que una de las razones que exigen la investigación hermenéutica, y seguramente la mas productiva, es esclarecer CONTRA QUIEN SE ESCRIBE, ¿contra quien escriben Marx y Engels EL Manifiesto? contra que corrientes, escuelas, autores, maestros de pensamiento, me refiero.

    ATREVAMONOS PUES A ARROJAR ALGUNA LUZ SOBRE EL MANIFIESTO, entre todos.




    (1848)

    Digitalizado para el Marx-Engels Internet Archive por José F. Polanco en 1998. Retranscrito para el Marxists Internet Archive por Juan R. Fajardo en 1999.


    PRÓLOGOS DE MARX Y ENGELS A VARIAS
    EDICIONES DEL MANIFIESTO


    1
    PRÓLOGO DE MARX Y ENGELS A LA
    EDICIÓN ALEMANA DE 1872


    La Liga Comunista, una organización obrera internacional, que en las circunstancias de la época -huelga decirlo- sólo podía ser secreta, encargó a los abajo firmantes, en el congreso celebrado en Londres en noviembre de 1847, la redacción de un detallado programa teórico y práctico, destinado a la publicidad, que sirviese de programa del partido. Así nació el Manifiesto, que se reproduce a continuación y cuyo original se remitió a Londres para ser impreso pocas semanas antes de estallar la revolución de febrero. Publicado primeramente en alemán, ha sido reeditado doce veces por los menos en ese idioma en Alemania, Inglaterra y Norteamérica. La edición inglesa no vio la luz hasta 1850, y se publicó en el Red Republican de Londres, traducido por miss Elena Macfarlane, y en 1871 se editaron en Norteamérica no menos de tres traducciones distintas. La versión francesa apareció por vez primera en París poco antes de la insurrección de junio de 1848; últimamente ha vuelto a publicarse en Le Socialiste de Nueva York, y se prepara una nueva traducción. La versión polaca apareció en Londres poco después de la primera edición alemana. La traducción rusa vio la luz en Ginebra en el año sesenta y tantos. Al danés se tradujo a poco de publicarse.

    Por mucho que durante los últimos veinticinco años hayan cambiado las circunstancias, los principios generales desarrollados en este Manifiesto siguen siendo substancialmente exactos. Sólo tendría que retocarse algún que otro detalle. Ya el propio Manifiesto advierte que la aplicación práctica de estos principios dependerá en todas partes y en todo tiempo de las circunstancias históricas existentes, razón por la que no se hace especial hincapié en las medidas revolucionarias propuestas al final del capítulo II. Si tuviésemos que formularlo hoy, este pasaje presentaría un tenor distinto en muchos respectos. Este programa ha quedado a trozos anticuado por efecto del inmenso desarrollo experimentado por la gran industria en los últimos veinticinco años, con los consiguientes progresos ocurridos en cuanto a la organización política de la clase obrera, y por el efecto de las experiencias prácticas de la revolución de febrero en primer término, y sobre todo de la Comuna de París, donde el proletariado, por vez primera, tuvo el Poder político en sus manos por espacio de dos meses. La comuna ha demostrado, principalmente, que “la clase obrera no puede limitarse a tomar posesión de la máquina del Estado en bloque, poniéndola en marcha para sus propios fines”. (V. La guerra civil en Francia, alocución del Consejo general de la Asociación Obrera Internacional, edición alemana, pág. 51, donde se desarrolla ampliamente esta idea) . Huelga, asimismo, decir que la crítica de la literatura socialista presenta hoy lagunas, ya que sólo llega hasta 1847, y, finalmente, que las indicaciones que se hacen acerca de la actitud de los comunistas para con los diversos partidos de la oposición (capítulo IV), aunque sigan siendo exactas en sus líneas generales, están también anticuadas en lo que toca al detalle, por la sencilla razón de que la situación política ha cambiado radicalmente y el progreso histórico ha venido a eliminar del mundo a la mayoría de los partidos enumerados.

    Sin embargo, el Manifiesto es un documento histórico, que nosotros no nos creemos ya autorizados a modificar. Tal vez una edición posterior aparezca precedida de una introducción que abarque el período que va desde 1847 hasta los tiempos actuales; la presente reimpresión nos ha sorprendido sin dejarnos tiempo para eso.

    Londres, 24 de junio de 1872.

    K. MARX. F. ENGELS.

      Current date/time is Fri Jul 21, 2017 10:51 pm